Entrevista a Claudia Matta

Claudia Matta

-         Desde que te incorporaste al Comité español de ACNUR, ¿cuáles son tus sensaciones?

Siento que formo parte de una organización importante, de referencia en todo el mundo, con grandes proyectos, que defiende una causa para muchos perdida, como es la de los refugiados y que llega a lugares de los que muy pocos han oído hablar. Me siento orgullosa de aportar mi trabajo para que personas que lo han perdido todo tengan una nueva esperanza.

 

-          ¿En qué consiste tu trabajo?

Soy responsable del Área  de socios y donantes. La atención a socios es una parte fundamental en el trabajo de cualquier ONG, porque de nada sirve lograr socios o donantes si no se les mantiene informados de la labor que desarrollamos y concienciados de la importancia de su colaboración para que podamos hacerlo cada día mejor.

 

-          ¿Cuáles son los motivos que te han llevado a trabajar en el sector de las ONG?

Siempre me he sentido muy implicada en los problemas sociales, tanto en los de mi país, Argentina, como en los de España desde que vivo aquí, hace ya bastantes años. Pero no solo eso, creo que hay realidades que no podemos pasar por alto, situaciones injustas que afectan a millones de personas y ante las que hay que actuar. Trabajar en una ONG te da la oportunidad de hacer algo, de involucrarte con esas personas que parecen tan ajenas pero a las que sabes que estás ayudando con tu trabajo diario. Estar en el Comité español de ACNUR es una satisfacción, pero también creo que es un compromiso.

 

-          Si pudieras pedir algo, ¿qué sería?

En este momento pediría que nuestros socios no nos abandonen, sino que sigan apoyando el trabajo que hacemos. Todos estamos preocupados por la situación en España, pero si nos olvidamos de los que lo pasan mal, muchísimo peor que nosotros, en otros países, estaremos olvidando el sentido de la palabra solidaridad.

 

-          ¿Y si pudieras borrar algo?

La crisis, las injusticias, las malas decisiones políticas..… ¿Cuántas puedo borrar?

 

-          Cuéntanos un lugar en el que te perderías

También es difícil elegir solo uno, pero creo que sería un lugar cálido, con una buena playa, seguramente en el Caribe.

 

-          Y un libro que te llevarías allí

Si voy a tener unas largas vacaciones, me llevo una novela de Mújica Laínez, mi compatriota. Publicó libros estupendos, que te atrapan y no te sueltan hasta cuatrocientas páginas después. Me gusta Bomarzo, pero me quedaría con cualquiera de los suyos, para desconectar de mi realidad y meterme de lleno en otro tiempo.

 

-          Una frase con la que te gustaría acabar esta entrevista

Más que una frase, un pequeño poema de Mario Benedetti:

Que para no ser heridos levantamos muros,
que casi todos somos albañiles de muros,
que sería mejor construir puentes,
que sobre ellos se va a la otra orilla y también se vuelve.