Tiempo estimado de lectura: 2 minutos.

Cuando huyó de su país, Mohamed Ali, un afgano de 34 años, esperaba que a su llegada a Atenas todo fuese mucho más claro y seguro. Su hija de dos años está enferma y no tiene medicinas. Esta situación solo empeora lo que estaban viviendo. Él, su esposa, sus dos hijos y un primo pasaron su primera noche en la ciudad durmiendo en una arboleda en una plaza del centro de la capital de Grecia. Allí se levantó un campamento improvisado, donde medio millar de refugiados afganos esperan una solución.

New Call-to-action

Mohamed y su familia pensaron que era un buen momento para cruzar el Egeo, ya que les dijeron que era fácil entrar en la frontera. Sin embargo, la crudeza del viaje les hizo dudar en muchas ocasiones. Ahora no se plantean asentarse en esta ciudad, sino ir hacia el norte, hacia Suecia.

A veces, cuando pensamos en un refugiado, se nos viene a la cabeza la imagen de los desplazados sirios, pero Afganistán también ha generado una huida de personas en busca de una nueva oportunidad que muchas veces no tienen.

¿Por qué huyen los afganos?

afganos
copyright: wabeno

A pesar de que se han cumplido 14 años del inicio de la ofensiva estadounidense en este territorio, la huida de sus habitantes ha sido progresiva. Numerosas familias abandonaron sus hogares hace muchos años, viajando por el país para buscar un sitio donde refugiarse.

La huida de los afganos no es una cuestión de actualidad, pues empezó hace muchos años. Miles de personas llevan más de una década temiendo por sus vidas, pero ahora ven una oportunidad en el Viejo Continente. Es el caso de Imran. Con cinco años, partió hacia Pakistán. Ahora tiene veinte años y decidió huir de este país por la persecución religiosa de los hazaras chiíes, la minoría étnico-religiosa a la que pertenece. Su intención es seguir hacia Alemania con la esperanza de empezar una nueva vida.

Ahora, todas estas personas del campamento improvisado esperan con impaciencia una solución para poder establecerse en Europa y acabar por fin este viaje para huir de la guerra que llevan años sufriendo. Muchos todavía tienen que reunir una suma importante de dinero para seguir su viaje y llegar a otro país con más tasa de acogida, y mientras tanto se encuentran en una situación de incertidumbre de la que no saben cómo saldrán. Por eso se dice que la huida de los afganos es lento y dura tantos años.





Descarga guía Anatomía de un campo de refugiados