¿Crees que el deporte solo sirve para mantenernos sanos? Hacer ejercicio físico mejora nuestra salud física y mental, pero también nuestras relaciones sociales.

Los deportes de equipo son una buena forma de hacer amigos y de pasar un rato con gente que tiene los mismos intereses, especialmente entre los más pequeños. Si alguna vez has jugado a un deporte de equipo, seguro que todavía conservas amistades con las que jugaste en el pasado; por eso se habla de que uno de los beneficios del deporte es la integración social.





Descarga la guía 'La educación de los niños refugiados: una ventana al futuro'




Los beneficios del deporte para los refugiados

beneficios del deporte
Copyright: B. Sokol

¿Qué tienen en común Martial, campeón nacional de karate; William, saltador de altura con varias medallas, o Nadine, Jason y Herman, jugadores profesionales de fútbol? Todos ellos hacen amigos y conviven con sus compañeros tanto en los entrenamientos como en los partidos, pero además son refugiados de la República Centroafricana. Todos han huido de la violencia de la capital, Bangui, hasta estar seguros en el campo de refugiados de Mole, en la vecina República Democrática del Congo.

Allí viven un total de 20.454 personas de todas las clases sociales, que huyeron de los conflictos. Al igual que nuestros cinco protagonistas, afrontan a la pérdida de sus hogares y medios de vida haciendo nuevos amigos y recuperando poco a poco su rutina. En sus lugares de origen tenían una carrera muy prometedora y compañeros de equipo a los que querían mucho, pero han decidido que no se van a resignar y dejar todo atrás.

En el campamento de Mole tratan de mantenerse en forma, practicar deporte y entrenar a otros refugiados, a quienes enseñan los beneficios del deporte. Para los refugiados más jóvenes, encontrar un entretenimiento con los demás es una forma de olvidarse de su huida y de todo lo que han dejado atrás, y por lo tanto también forma parte de su recuperación psicológica.

Además, los beneficios del deporte no solo son visibles en los campos de refugiados, donde se crean equipos de juego, sino también en los lugares de asentamiento más permanente en Europa y otros continentes. Los refugiados, sobre todo los niños, pueden integrarse en la sociedad de forma fácil y conocer a niños como ellos si participan en alguna actividad de este tipo.

Beneficios del deporte refugiados
Copyright: B. Sokol

Durante el juego, tanto nativos como desplazados olvidan sus diferencias y hablan un único idioma: el de la diversión y la fraternidad. Por eso una buena forma de integración social de los refugiados es involucrarlos en actividades deportivas como estas.

Por si eso fuese poco, el deporte también enseña valores como la solidaridad, el trabajo en equipo y el respeto; por lo tanto, es una magnífica forma de educar a las nuevas generaciones en la importancia de ayudar a quienes más lo necesitan. Los beneficios del deporte son múltiples para todos aquellos que han tenido que dejarlo todo y deben volver a empezar a muchos kilómetros de sus casas, relacionándose con personas que no hablan su idioma o que son culturalmente diferentes.





Guía Educación de los niños refugiados