Uno de los retos a los que nos enfrentamos durante el curso escolar es que el ajetreo de las clases, la carga de deberes y las actividades extraescolares no repercutan negativamente en la salud de nuestros hijos. Con esta rutina, la alimentación puede verse afectada por las prisas o los horarios diferentes. Por eso hoy queremos darte algunas ideas de comidas saludables para niños durante el curso, con los nutrientes básicos que necesitan para crecer sanos y fuertes y para superar todos los retos de este nuevo año. ¡No te lo pierdas!

New Call-to-action

¿Qué comidas saludables para niños no pueden faltar en nuestro menú?

comidas saludables para niños
Foto: iStock
  • Hidratos de carbono: Los niños necesitan mucha energía para hacer frente a todas las actividades del día, y los hidratos de carbono son una de las mejores fuentes de energía. Te indicamos a continuación algunos ejemplos de los alimentos que puedes incorporar a su dieta.

  Pasta: Mejor que sea integral y, aunque a los niños les gusta mucho, no hace falta que sea la única fuente de hidratos de carbono.

– Arroz: También es bueno que sea integral, y puedes combinarlo con proteínas muy diferentes para aportar sabores distintos al plato. ¡A los niños les encantará!

– Pan: Aunque haya muchos mitos alrededor del consumo de pan, es un alimento muy importante en la dieta infantil. Puedes apostar por el pan integral con cereales para hacerlo todavía más nutritivo y dar un toque diferente a los bocadillos de los más pequeños.

– Patatas: A los niños les encantan, pero hay que procurar no abusar de los fritos. Puedes hacerlas cocidas, asadas o en puré y añadir un toque de sabor con alguna especia.

  • Grasas: Las grasas son un componente muy importante en las comidas saludables para niños, pero no las saturadas o las trans. Hay alimentos ricos en grasas que son muy necesarios, como el aceite o los frutos secos, así que anímate a introducirlos en la dieta para mejorar la salud de tus hijos.
  • Proteínas: Para un correcto desarrollo de sus músculos, es muy importante la ingesta de proteínas, que no tienen que ser siempre de origen animal. La soja o las legumbres contienen muchas proteínas saludables, pero también puedes obtenerlas de la carne, los huevos o el pescado, que además es muy rico en omega 3.
  • Fibra: Procura que la dieta de tus hijos incluya fuentes naturales de fibra. Los cereales integrales están compuestos por el grano entero y suponen un buen aporte de fibra, pero también hay otros alimentos que la contienen en gran cantidad, como las uvas pasas y otras frutas.
  • Fruta: Es un componente fundamental en su dieta, ya que contiene azúcares naturales que les aportan mucha energía para afrontar el día.
  • Verdura: A los niños no suele gustarles tanto, pero puedes introducirla en platos elaborados a base de arroz o pasta para que la coman mejor.

Puede que te interese este test interactivo que te permite descubrir qué alimentos deberías potenciar en la dieta para mejorar tu salud y la de los más pequeños.

¿Qué composición deben tener las comidas saludables para niños?

A la hora de preparar un plato para los más pequeños, es muy importante incluir el mayor número de ingredientes de los que te hablábamos anteriormente. Te recomendamos que el plato esté dividido en tres partes: una de hidratos de carbono, como pasta, arroz o pan, una de verduras y otra de proteínas.

Con esta división podrás crear platos muy variados, como un arroz con verduras y pavo, un poco de pescado con puré de patata o un guiso saludable. ¿Qué te parecen estas ideas para hacer comidas saludables para niños?

Los refugiados y la alimentación saludable

Uno de los principales riesgos a los que se enfrentan los niños y niñas refugiados es la malnutrición y los problemas de alimentación derivados de su situación. Ten en cuenta que las largas travesías y la incertidumbre de su viaje convierten su día a día en una lucha por la supervivencia, por eso la alimentación es una de las prioridades cuando estalla una crisis humanitaria.

New Call-to-action