Aunque su nombre nos recuerde a los amplios territorios gobernados por los romanos, lo cierto es que para hablar del Imperio Romano Germánico tenemos que remontarnos al siglo X, a lo que conocemos como Edad Media. Su nombre deriva del objetivo de los gobernadores medievales de conservar la tradición del Imperio carolingio, que había recuperado los títulos de emperador que se utilizaban en los tiempos de los romanos. Así, en este post vamos a hablar de una época de nuestra historia un poco posterior a la romana.

¿Dónde se ubicaba el Imperio Romano Germánico?

Si atendemos a cuestiones puramente geográficas, nos encontramos en un territorio situado en la actual Europa occidental y central. Este imperio se formó en el 962 a partir de la Francia oriental, una de las tres partes en las que se dividió el Imperio carolingio.

Durante su existencia, que se extiende hasta los inicios de la Edad Contemporánea, las fronteras del Imperio Romano Germánico fueron cambiando, sobre todo por cuestiones políticas, y en su época de mayor esplendor llegó a ocupar casi todo lo que conocemos como Europa central.

imperio romano germanico

¿Cuál fue la influencia del Imperio Romano Germánico?

Durante muchos siglos, fue la entidad predominante en esta zona. Es importante saber que en ningún momento tuvo la consideración de un Estado o de una nación como tal, sino que era un organismo de carácter supranacional, al que se fueron uniendo los Estados vecinos, llamados Estados Imperiales. Estuvo controlado por un gobierno monárquico y una tradición imperial estamental.

Su funcionamiento se basaba en asegurar la estabilidad política de la zona y en resolver, de forma pacífica, los conflictos que surgían. Esto se realizaba a través una restricción dinámica del poder, es decir, que se protegía a los súbditos contra la arbitrariedad de sus señores y a los estamentos más bajos contra los más altos y el Imperio.





Descarga la guía 2015: El año de la crisis humanitaria




¿Hasta cuándo duró el Imperio Romano Germánico?

Se considera que su decadencia comenzó en la Edad Moderna, cuando fue estructuralmente incapaz de extender su poder o su influencia. Así, a partir del siglo XVIII no pudo seguir protegiendo a sus miembros de las políticas expansionistas que se estaban llevando a cabo. Pero no fue hasta 1806 cuando Francisco II renunció a la corona imperial para mantenerse únicamente como emperador austriaco.

¿Cuál es la importancia del Imperio Romano Germánico?

Radica fundamentalmente en que se trataba de una organización supranacional, cuyos objetivos eran el mantenimiento de la paz en los territorios adheridos; por lo tanto, podemos considerar que funcionó a través de unas políticas que no entendían de fronteras físicas. Se trataba de una entidad federal, aunque fue incapaz de mantener su poder en todos los territorios y finalmente acabó por desaparecer.

En este post hemos intentado que conozcas un poco más el Imperio Romano Germánico y las numerosas semejanzas que las instituciones antiguas tienen con las actuales, y por ello hemos intentado resumir su historia con los datos más relevantes. Así, has podido conocer los territorios que lo formaban y, sobre todo, que durante siglos fue una institución muy importante en Europa y con gran influencia fuera de sus fronteras.


Descarga guía crisis humanitaria 2015