iStockphoto

En el mundo actual solemos especializarnos en ramas o áreas del conocimiento con las cuales nos desenvolvemos en sociedad. Somos arquitectos, ingenieros, escritores, pintores, fontaneros o deportistas, entre muchas otras disciplinas, y nuestro objetivo es llegar a dominarlas para ganarnos la vida con ellas.

Sin embargo, existe un conocimiento que va mucho más allá de las especialidades, y que tiene que ver con lo que solemos denominar cultura general.

No se trata, como muchos creen, de saberlo absolutamente todo, pues un objetivo así es sencillamente imposible de lograr. Más bien, a lo que nos referimos es a dominar un terreno básico de conocimiento que nos sirva para desenvolvernos no solo en nuestra área profesional, sino en otros espacios sociales.

  New Call-to-action

Aprender cultura general. ¿Por dónde y cómo empezar?

La cultura general no cae del cielo. Lo primero que debes saber si te interesa ampliar tus conocimientos generales es que estos solo germinan si en nosotros están presentes virtudes como la curiosidad, la investigación y el aprendizaje.

Estas tres cualidades son, a la vez, condiciones necesarias para mejorar nuestra cultura general, pues hablan del deseo individual de superarnos. Si no somos nosotros quienes lo intentamos, ¿quién lo hará en nuestro lugar?

Lo segundo que debes tener presente es que esto solo se logra si amplías tu visión de la realidad. Las especialidades son necesarias y nos enseñan a dominar ciertas técnicas; sin embargo, en cierta forma también limitan la manera como vemos el mundo que nos rodea. En eso consiste todo: en ampliar nuestro punto de vista.

Y esto solo se consigue si de vez en cuando nos atrevemos a salir del enfoque en el que nos desenvolvemos y exploramos otros conceptos, recursos, herramientas y técnicas. Esa es la clave del conocimiento transversal.

Claves para aprender cultura general de forma sencilla

Ahora bien, las preguntas son ¿cómo lograrlo? ¿Nos podemos entrenar de alguna forma para aprender cultura general? ¿Existen claves genéricas o es un proceso que, por el contrario, depende de cada persona?

No esperes conseguirlo de un día para otro. Ante todo, es un proceso lento que requiere dedicación, disciplina y constancia. Si quieres pautas para ello, intenta alguna de estas:

  • Leer libros y periódicos. Los libros son la principal fuente de conocimiento. Son una ventana hacia universos posibles o pasados, y por tanto un elemento esencial si quieres adquirir conocimientos generales. Por su parte, los diarios y las revistas te proporcionan herramientas para comprender el momento en el que nos encontramos. Los primeros y los segundos son una buena combinación.
  • Ver buen cine. También el cine es un buen recurso si se trata de entender episodios del pasado o situaciones del presente. El cine enriquece nuestra mirada del mundo y la vuelve más sensible. Por ejemplo, en la actualidad son cada vez más las propuestas cinematográficas que se acercan a la realidad de la crisis de los refugiados en algunos puntos del planeta.
  • Seguir blogs de interés. Puedes elegir una serie de temas que te resulten interesantes y consultar blogs especializados en ellos. No importa que sean diferentes entre sí. De hecho, parte del objetivo de la cultura general es tratar de que conocimientos de distintas áreas se combinen y den forma a un tercero. En algunos blogs encontrarás información sobre cultura general que te sorprenderá.
  • Rodearte de personas con cultura general. Si en tu día a día te relacionas con personas con un buen nivel de cultura general, lo más seguro es que acabes entrando en esa misma onda y te preocupes por ello.
  • Estudia geografía e historia. La geografía y la historia son disciplinas de las que podemos extraer muchos conocimientos, tanto de épocas pasadas como del mundo contemporáneo. Hoy día tienes a tu disposición una gran diversidad de recursos para aprender historia.

New Call-to-action