Tiempo estimado de lectura: 2 minutos.

Foto: Nadezhda1906

La imaginación es el principal juguete de un niño; por eso no es necesario invertir grandes recursos para que los más pequeños se lo pasen bien. En el post de hoy queremos hablarte de algunas ideas para crecer jugando de forma educativa y sin invertir grandes cantidades de dinero o materiales. ¡Toma nota!

New Call-to-action

Juegos para niños: crecer jugando

crecer jugando
Foto: Lisa5201

 

  • Títeres con calcetines: Esta actividad les ayuda de dos formas. La primera estimula la creatividad, ya que los niños pueden decorar su títere con rotuladores como más les guste. Cuando lo tengan, podrán crear historias a modo de escena de teatro, una actividad que no solo desarrolla su creatividad, sino también su elocuencia y su capacidad discursiva.
  • Búsqueda del tesoro: Esconde por casa o por vuestro lugar favorito una serie de objetos y escribe pistas para que los encuentren. Es un juego perfecto para estimular su capacidad lógica y para fomentar el uso de sus habilidades deductivas.
  • Bingo: No hace falta comprar ningún material para el bingo. Con pequeños trozos de papel y un bolígrafo puedes escribir los números y sacarlos de uno en uno para que los niños los apunten. Se puede jugar varias veces, y los pequeños se lo pasarán en grande. Esto además les ayudará a aprender los números.
  • Juego de memoria: Consiste en crear pequeñas tarjetas de papel donde los niños hacen un dibujo por duplicado. Es decir, de cada tipo de dibujo hacen dos. En esta fase de la manualidad pueden dejar volar su imaginación y dibujar dos dragones, dos personas, dos soles… Después, pueden usar estas tarjetas como juego de memoria, disponiéndolas boca abajo de forma aleatoria para darles la vuelta por parejas.
  • Teléfono con envases de yogur: ¿Recuerdas este juego de tu infancia? Es perfecto para hablarles a los niños de cómo se propaga el sonido y para que decoren su teléfono y estimulen su creatividad.
  • Cuéntame una historia: Crea tarjetas con conceptos, como sustantivos o verbos, que se resuman en una palabra. Después, di a los niños que empiecen a contar una historia y, a medida que vayan narrándola, enséñales una tarjeta con una palabra. Tendrán que hilar la historia con ese concepto. ¡Es muy divertido y aprenderán a construir un discurso coherente!

Estos juegos de los que te hemos hablado requieren muy pocos recursos y son perfectos para los niños, porque estimulan habilidades como la creatividad, la imaginación y la lógica. Además, se pueden llevar a cabo de forma muy sencilla y ellos pueden participar en su creación, por lo que compartiréis grandes momentos.

Son idóneos para tardes en familia o para celebraciones como cumpleaños o fiestas de todo tipo, y lo mejor es que se pueden introducir todas las variaciones posibles para hacerlos cada vez más divertidos. Enseñar a los niños que la diversión no es cuestión de recursos o de dinero, sino que está al alcance de cualquiera es muy útil para que construyan una personalidad independiente y en la que valoren las pequeñas cosas. ¿Te animas a jugar a alguna de estas propuestas este mismo fin de semana?

New Call-to-action