Tiempo estimado de lectura: 5 minutos.

Educar en valores te permitirá introducir conceptos en la personalidad de los más pequeños que podrán usar en un futuro para ser adultos responsables y respetuosos con el entorno. Por eso, cuando tenemos la oportunidad, te hablamos de actividades con las que puedes transmitir algún concepto de forma sencilla y hacer que lo entiendan y lo apliquen. Hoy, por ejemplo, te proponemos que utilices estos dibujos de animales para enseñar a los más pequeños la importancia de respetar la naturaleza; así, con una actividad que les gusta crearás un sentimiento de responsabilidad en ellos. ¿Te animas a unirte a esta actividad? Con ella podrás:

New Call-to-action

  • Iniciar un diálogo en torno a una historia.
  • Hacer que el niño o la niña participe en la narración.
  • Enseñar cómo repercute en la naturaleza la acción del hombre.
  • Invitar al pequeño a encontrar alternativas y hablarle tú de otras.

Educar en valores con dibujos de animales

Hay muchas formas de hacer que un niño aprenda jugando. Algunas propuestas, como la pintura o la construcción de historias, estimulan, además, su imaginación y su capacidad de comunicación; por eso nos parece una buena ocasión para combinar estas actividades con un trasfondo didáctico: el respeto a la naturaleza.

La nueva generación sufrirá los excesos que han repercutido directamente en el planeta, pero en sus manos está cambiar las cosas y empezar a hacer un uso más responsable de los recursos para que la acción del hombre impacte menos en la salud de la Tierra.

Si son conscientes de esta necesidad desde pequeños, podrán poner en marcha este plan cuanto antes y los resultados serán visibles a la larga. Por este motivo, te proponemos que les transmitas la necesidad de respetar la naturaleza y de ser adultos responsables. Para ello, te recomendamos que utilices un lenguaje claro y alguna actividad lúdica para que el mensaje les llegue mejor. De hecho, hemos creado una actividad basada en dibujos de animales que os hará pasar un buen rato en familia. ¿Qué te parece?

Desarrollo de la actividad

La propuesta se divide en dos partes: la narración y la pintura. En la primera parte, podrás leer la historia del animal para que el niño la interiorice. Es una historia positiva, que inculca valores como la amistad o la familia. Mientras la cuentas, podéis empezar a colorear el dibujo poco a poco, debatiendo y añadiendo nuevas tramas a la historia. A medida que el dibujo coge color, puedes ir introduciendo pequeños datos no tan positivos sobre la vida del animal. Por ejemplo, algunas historias incluyen datos sobre contaminación o destrucción del hábitat. Podéis ir introduciendo gradualmente estos elementos en el dibujo. De esta forma, el niño no solo recibe la información de forma auditiva, sino que la capta visualmente y su impacto será mayor. La última fase de la actividad consiste en la propuesta para el final de la historia, que puede ser positivo. Así, se trataría de dibujar una alternativa, uniendo el inicio, el nudo y el desenlace en una misma ilustración.

Ela la elefante

dibujos de animales
Foto: iStock

Primera fase: historia positiva.

Ela es una bebé elefante muy presumida. Le encantan las joyas, sobre todo los collares. Ella y su madre son animales muy risueños y graciosos, porque siempre hacen reír a los demás. Son el alma de la fiesta.

Nudo: introducción del problema

El primer collar lo tuvo cuando era muy pequeña, aunque a su madre pareció no gustarle que lo tuviera. Se lo puso un hombre que no conocía el día que ella y su madre se fueron a vivir a su nueva casa. Ahora, todas las noches, salen con sus collares a hacer reír a niños y niñas humanos debajo de una carpa de circo. Aunque a Ela le encanta su collar, su madre siempre está intentando quitárselo, mientras le cuenta historias del resto de su familia, que está muy lejos de ellas.

Desenlace: nuevo elemento positivo

(En esta fase, el niño debe haber entendido el problema del elefante y pensar en alternativas, como la devolución a su hábitat natural, e introducir nuevos elementos en el dibujo, tales como un paisaje propio de las grandes selvas húmedas donde viven los paquidermos).

Paco el pez

dibujos de animales
Foto: iStock

Primera fase: historia positiva

Paco es un pez de costumbres. Todos los días sale a pasear por su bosque de algas favorito, se encuentra con algunos amigos y vuelve a casa para merendar. Lleva haciéndolo muchos años, porque le encanta contar historias a la gente con la que se encuentra. ¡Sí!, al contrario de lo que te han dicho, Paco tiene mucha memoria.

Segunda fase: introducción del problema

Las historias favoritas de Paco son las de antaño. Algunos de sus amigos todavía recuerdan lo feliz y jovial que era Paco algunos años atrás. Luego, empezaron a caer esas cosas del cielo, que han contaminado su bosque de algas favorito, y Paco ya no ha vuelto a ser el mismo. En sus paseos diarios tiene que ir muy atento, porque puede encontrarse con alguna trampa que le haga daño o lo deje atrapado. Un día, un amigo pulpo le contó que todas esas cosas que han caído del cielo son las cosas que los humanos no quieren y que tiran al mar. Paco está muy enfadado. ¡Él no nos tira sus restos hacia la tierra!

Tercera fase: propuesta de solución

(El niño puede introducir en el dibujo algún elemento, como un buceador limpiando o incluso una viñeta paralela en la que se dibuje a él mismo reciclando).

¿Qué te han parecido estas propuestas? El objetivo es pasar un buen rato entre dibujos, historias y enseñanzas. Puedes utilizar otros dibujos de animales o estos mismos para cambiar el rumbo de la historia y crear otra tarde de juegos. Recuerda que el límite está en vuestra imaginación y en el valor concreto que quieras inculcar. Como te hemos dicho, se trata de combinar un relato auditivo con la creatividad de la pintura; así le resultará más sencillo interiorizar el concepto y entenderá que la acción del hombre está repercutiendo negativamente en la salud de algunos animales.

New Call-to-action