Mahmoud y su familia tuvieron que huir de Siria hace unos años porque allí no se sentían seguros. Después de su marcha, este joven vivió dos años en Egipto para buscar una oportunidad mejor y ahora ha logrado establecer su residencia en Suecia.

Durante su camino se ha tenido que enfrentar a diferentes problemas. El miedo era su compañero durante los viajes y su sueño era poder ir a la escuela en su lugar de destino.

Es consciente de que los jóvenes sirios de su generación llevarán a sus espaldas los traumas de la guerra y el miedo al exilio, pero gracias a su tenacidad ha logrado superarlos. Ahora, disfruta de una nueva vida en el país nórdico, pero su camino hasta aquí no ha sido fácil.

Cuando llegó a Egipto, Mahmoud intentó vivir junto a su familia de la forma más tranquila posible. Sin embargo, algunos jóvenes de su barrio le intimidaban por su procedencia siria. Nuestro protagonista recuerda que esta época fue complicada, pero prefiere no mirar atrás y aprender siempre de sus vivencias.

Después, su familia decidió que el joven debía volver a partir para buscar un futuro mejor y lo introdujo en una embarcación ilegal rumbo a Italia, pero el barco fue interceptado y Mahmoud fue enviado a prisión siendo menor. A pesar de que su camino fue muy duro, ahora ha conseguido hacerse un hueco en la sociedad, en parte gracias al programa de reasentamiento de ACNUR.





Descarga la guía: ¿Cuáles son los derechos de los refugiados en el mundo?




Un nuevo comienzo en Suecia

significado de respeto

A su llegada al país nórdico, Mahmoud tenía miedo de que las burlas e intimidaciones que sufrió en sus otras estancias se repitiesen. Sin embargo, aquí aprendió un nuevo significado de respeto. Desde que reside en este país, todos le han tratado como uno más, sin pensar que era diferente. Gracias a esta integración, en un año ha conseguido sacar el máximo partido de lo que el país puede ofrecerle. De hecho, ha aprendido a hablar sueco con fluidez, ha conseguido destacar en el fútbol y ahora se está aficionando al hockey sobre hielo como si fuese uno más.

También ha conseguido cumplir su sueño e ir a la escuela para forjarse un futuro. De hecho, se siente muy orgulloso de sus avances y agradece el poder estudiar tanto. Después de tanto sufrimiento, nuestro protagonista lleva una vida normal, como cualquier habitante de este país. Ha conseguido enseñar el significado de respeto a sus profesores y compañeros, que no le ven como “el refugiado sirio”, sino como un amigo más, y ahora Mahmoud puede vivir su infancia como siempre lo ha deseado.

significado de respeto

La integración de los refugiados no solo depende del propio desplazado, sino también de la sociedad donde se integran, que debe entender el significado de respeto, apoyar en todo lo posible al desplazado y sobre todo tratarlo como un miembro más de la comunidad. La historia de Mahmoud nos sirve para inspirarnos y para entender que la mayoría de los refugiados solo buscan que su vida en su nuevo destino se parezca lo más posible a la que llevaban en su país, y que en su intento habrán pasado por situaciones muy complicadas que solo quieren olvidar para poder tener otra oportunidad.





Descarga guía derechos de los refugiados en el mundo