Tiempo estimado de lectura: 2 minutos.

¿Recuerdas cómo empezaste a leer? ¿Cómo lo hicieron tus hijos? Se trata de un paso muy importante en el desarrollo de una persona; por eso en ocasiones se usan recursos como un libro para aprender a leer, pues es un apoyo para conseguirlo mucho más rápido. Hoy queremos hablarte de cómo se trabaja con un libro de este tipo para que entiendas su importancia y utilidad.

New Call-to-action

¿Cómo funciona un libro para aprender a leer?

libro para aprender a leer
copyright: monkeybusinessimage

El trabajo en familia debe ser complementario del que se realiza en el colegio, y en ocasiones no sabemos si avanzar por nuestra cuenta o seguir el calendario que tienen fijado. Por este motivo, debemos analizar primero cómo trabaja el niño su capacidad lectora. Para ello, podemos analizar cómo le están enseñando a leer en la escuela:

  • Método tradicional: En él se toman como base los elementos más pequeños del lenguaje escrito, como la letra, el fonema o la sílaba, hasta llegar a una palabra, una frase y un texto concreto. Este era el método que utilizaron con nosotros, pero cada vez está más en desuso.
  • Método global: Aquí se plantea el aprendizaje al revés: primero se intenta que se reconozca la palabra y luego se trata de desentrañar sus elementos más pequeños (sílabas o fonemas). De esta forma, el niño trabaja con imágenes que identifican estas palabras para aprender el concepto desde el principio. Se utiliza mucho en las aulas españolas, donde podemos ver las palabras y su dibujo correspondiente por toda la clase. De esta manera se trabaja la memoria visual y el pequeño relaciona las imágenes con la letras.

Según el libro para aprender a leer que encontremos, veremos que utiliza un método u otro; por eso es importante saber cuál están utilizado nuestros hijos en el colegio, para así no interferir en su avance. Los libros para aprender a leer siguen estas dos metodologías y avanzan por niveles: si el pequeño todavía está reconociendo palabras básicas e imágenes, debemos elegir uno de primer nivel y si ya es capaz de leer palabras, uno que contenga frases.

Además, es muy importante que elijamos uno en el que se incluyan letras que ya sepan, por lo que deberás preguntar en el colegio si están aprendiendo a leer con letras mayúsculas o minúsculas. Normalmente, se empieza por conocer las minúsculas para luego pasar a las mayúsculas, que son menos comunes.

Por último, debes tener en cuenta que los niños suelen aprender con letra caligráfica, que es la que más se adapta a la fase de escritura; por eso los libros para enseñar a leer contienen esta tipografía, que es fácilmente entendible por ellos.

Y tú, ¿usas los libros para aprender a leer? Son un recurso muy útil para ayudar en el desarrollo de los niños y una buena forma de completar su aprendizaje desde casa. ¡Avanzaréis mucho mientras pasáis un buen rato en familia! Además, en cuanto aprenda a leer, podréis organizar actividades, como lecturas al aire libre de libros con valores que le enseñen la tolerancia, el respeto o la solidaridad.





Guía Educación de los niños refugiados