Para algunas personas, entender las necesidades de la gente que escapa de sus países en busca de una oportunidad mejor es más sencillo. Es el caso de Zoran, un comandante de policía de 45 años que vivió muy de cerca la guerra de Croacia cuando era joven. Este conflicto se desarrolló entre 1991 y 1995 y provocó también la huida de muchas personas de sus hogares por miedo a los ataques. Nuestro protagonista, a pesar de que han pasado más de 20 años del final de la guerra que le hizo huir de su casa, todavía recuerda la dureza de la contienda.

Gratitud significado refugiados

“Hace veinticuatro años mi pueblo fue ocupado y mis padres tuvieron que huir en cuestión de horas”, nos cuenta. “Si algo así sucede, nunca se puede olvidar. Se pega a nosotros y profundiza en nuestra memoria. La gente hacía colas para entrar igual que aquí. El mundo veía el conflicto desde fuera igual que lo hacen ahora”.





Descarga la guía: ¿Cuáles son los derechos de los refugiados en el mundo?




Ahora, el turno de esta aventura obligada es para otras personas, que huyen de países como Siria, Irak o Afganistán. Cuando él tuvo que hacerlo, decenas de personas ayudaron a su familia y a otras que emprendían la huida como un gesto solidario, y para Zoran eso es algo que no se olvida. Para él, esta gratitud solo tiene una forma de recompensarse: ayudando a otros refugiados para que tengan los mejores cuidados posibles.

“Siento que estoy aquí para ayudar a estas personas que huyen hoy”, relata. “Todos tienen el mismo problema; no importa si vienen de Siria, Irak o Afganistán. Hoy en día, tanto los serbios como los croatas pueden vivir de nuevo juntos, como sucedía antes de la guerra. Me gustaría que pasase lo mismo en los países de los que vienen estas personas”.

gratitud significado

Cuando ve a las familias que cruzan la frontera con Croacia, no puede evitar recordar cómo  se sentían él y sus padres durante su camino. Por eso, ahora, dentro de su labor policial también se encarga de hacer un papel de padre y amigo para dar a estas personas una bienvenida lo más cálida posible.

“Entiendo la gratitud. Hoy en día, nos corresponde a nosotros demostrarla”. Nos quedamos con la frase de una persona que comprende y valora la situación por la que pasan miles de refugiados que se encuentran perdidos y asustados cuando llegan huyendo a un país que no es el suyo. Para él, la gratitud es un sentimiento muy importante, que nació en él cuando personas de a pie se preocuparon por su bienestar y el de su familia.

“La gente realmente ayudó a mis padres. Ellos compartían su comida con nosotros y también las donaciones que recibían. Ahora nos toca a nosotros mostrar nuestra solidaridad”.

Historias como estas son una realidad en la llegada de refugiados a las fronteras de países como Croacia, que hace 24 años vivía una situación similar, y no era un territorio seguro para sus habitantes. La gratitud de aquellas víctimas de la guerra se hace ahora patente en todas las acciones que llevan a cabo en beneficio de los refugiados, trabajando sin descanso hasta 16 horas seguidas para ayudar en todo lo posible a las familias que llegan. La gratitud para ellos cobra un nuevo significado, y adoptan el papel de aquellas personas que un día les resultaron de tanta ayuda cuando tuvieron que dejar sus casas y buscar una vida mejor, sin peligros y en libertad.





Descarga guía derechos de los refugiados en el mundo