Tiempo estimado de lectura: 2 minutos.

El territorio en el que actualmente se ubica Jordania ha sido uno de los principales puntos de intercambio entre Oriente y Occidente, no solo en lo que tiene que ver con el comercio, sino también en temas culturales, artísticos y religiosos.

Tanto es así, que dos de las religiones más extendidas en el mundo, el cristianismo y el judaísmo, lo consideraron un punto estratégico para la expansión de sus tradiciones y rituales.

Sin embargo, en la actualidad su constitución reconoce el islam como la religión oficial del país, que es practicada por el 93,5% de la población. De ellos, la gran mayoría son de la rama suní, es decir, la que más devotos tiene tanto en el mundo musulmán como a nivel internacional.

Entre las religiones minoritarias se encuentra el cristianismo (4,1%), aunque dentro de esta también existen diferentes ramas y cultos: los greco-ortodoxos, los coptos, los armenios, los protestantes y los sirios ortodoxos.

 





Descarga la guía '¿Cuáles son los derechos de los refugiados en el mundo?'




Jordania: religión y turismo religioso

Pese al predominio del islam, la convivencia de distintos grupos religiosos en el país lo ha convertido en uno de los destinos preferidos por cientos de turistas que visitan año tras año Oriente Medio, especialmente aquellos que están interesados en la historia de las religiones antiguas.

Por eso, si estás pensando en viajar a Jordania y visitar los monumentos y los sitios más emblemáticos de su legado religioso y cultural, no puedes dejar de visitar los siguientes:

  1. Amán

Junto con Damasco, capital de Siria, Amman es una de las ciudades habitadas de forma continua más antiguas del planeta. Aparte de ser un enclave fundamental para el islam, conserva una fantástica ciudadela romana en pleno centro urbano, las ruinas de lo que antaño se llamó Rabbath-Ammon.

  1. El Mapa de Tierra Santa

Entre los numerosos atractivos de la ciudad de Madaba, hay uno que destaca por su singular belleza: el Mapa de Tierra Santa, un mosaico elaborado en la época Bizantina y que se conserva en el suelo de la iglesia cristiana-ortodoxa de San Jorge. El mapa refleja cómo era Oriente Medio en el siglo VI d. C.

  1. Monte Nebo

Es uno de los lugares más importantes del turismo religioso y cultural. Según la Biblia, en su libro de Deuteronomio, fue en esta montaña de 800 metros de altura donde Dios le enseñó la tierra prometida a Moisés cuando su pueblo se encontraba en el exilio. Su vista es tan amplia que en los días claros incluso se divisa Jerusalén.

  1. Petra

Hablamos de uno de los mejores complejos arqueológicos del mundo. En realidad son tumbas y templos funerarios que se construyeron en la ciudad nabatea de Petra hace por lo menos dos mil años. Permaneció oculta hasta el año 1812, cuando un explorador suizo, Johann Ludwin Burckhardt, los redescubrió. Su principal atractivo es que fueron moldeados con la misma roca de las montañas.

  1. Ciudad de Jerash

Es otro de los enclaves arqueológicos de Jordania. Alberga la antigua ciudad de Gerasa (Jerash), una de las más importantes de la época romana en Oriente Medio. Fue redescubierta a finales del siglo XIX y, pese a la erosión y un par de terremotos, aún conserva parte de su atractivo. Sus columnas alcanzan los 800 metros de altura.

 



Descarga guía derechos de los refugiados en el mundo