Durante la niñez, somos capaces de asimilar nuevos conceptos y valores. El cerebro de los bebés es tan permeable que en pocos meses son capaces de aprender a hablar, a expresarse, a escribir, a andar o a leer. Por eso, ¿por qué no aprovechamos esta ventaja y fomentamos el aprendizaje temprano?

New Call-to-action

El proceso de aprendizaje en los niños

En nuestra sociedad está muy extendido el rol que los diferentes actores educativos tienen en la vida de los más pequeños. Por eso, en muchas ocasiones dejamos en manos de los educadores de la guardería o de los del colegio el proceso de aprendizaje. Sin embargo, desde muy temprano podemos empezar a inculcar técnicas y actividades que pueden ayudar a los pequeños a conseguir una adquisición de conocimientos más efectiva.

De esta forma, se podría estar haciendo un refuerzo muy positivo desde el hogar y en la época de la vida en la que se adquieren más conocimientos. Hoy nos gustaría hablarte de juguetes educativos para bebés que ayudan en esta estimulación temprana.

Juguetes educativos para bebés que les enseñan desde el principio

juguetes educativos para bebés
Foto: iStock

Este tipo de juguetes educativos son una buena forma de enseñar conceptos básicos a los bebés a partir de 10 meses. Con ellos el niño puede:

  • Responder a instrucciones sencillas y trabajar la comprensión de la responsabilidad.
  • Aprender frases sencillas a través de canciones.
  • Imitar acciones sencillas, una técnica en la que se basa el aprendizaje adulto.
  • Aprender secuencias simples, trabajando su memoria.
  • Incorporar nuevos idiomas a su proceso de entendimiento.

Cómo aprovechar al máximo los juguetes educativos para bebés

Esta clase de herramientas son perfectas para enseñar a los más pequeños conceptos básicos y como refuerzo del aprendizaje de la guardería o el colegio, pero puedes hacer que sea todavía más efectivo. Con estas técnicas aprovecharás todavía más el proceso:

  • Trabaja con tu hijo para mejorar su comprensión. Puedes animarle a que interactúe con el juguete.
  • Recoge la zona para que pueda gatear o moverse libremente alrededor del juguete. Esto le permitirá verlo desde todos los ángulos y conseguir una visión periférica que mejorará el proceso.
  • Pronuncia frases en varios idiomas para que vaya cogiendo soltura en distintas lenguas. Llama su atención en inglés y combínalo con órdenes en castellano, por ejemplo.
  • Utiliza estos conocimientos en su vida cotidiana. Por ejemplo, si el juguete le ayuda a descubrir las formas geométricas, haz que aplique los conocimientos a la hora de comer, identificando el plato como un círculo o cortando la comida en triángulos, por ejemplo. Esto será un refuerzo muy positivo.
  • Enlaza con otros juegos. Si en el juego se trata de aprender las letras, introduce también números o colores, así estarás ampliando el radio de acción de la actividad.

En este post te hemos hablado de las ventajas de los juguetes educativos para los niños, pero lo importante es que elijas aquel que creas que se adapta más a las necesidades de tu hijo. ¡Está en tu mano! Por último, nos gustaría reflexionar sobre la educación de los niños refugiados, que en ocasiones se hace muy complicada por su situación particular, y que podría hacer que miles de bebés no accedan a recursos tan útiles como la educación temprana.

New Call-to-action