Foto: Jarcosa

Seguro que conoces a Aldous Huxley por su libro Un mundo feliz, pero publicó otras obras igual de interesantes, como La isla, que se ha convertido en otro referente y que se considera el contrapunto de su novela más conocida. La isla cuenta la historia de Will Farnaby, un periodista que hace las veces de poeta y que vive en una isla llamada Pala.

New Call-to-action

¿Qué nos enseña un libro como ‘La isla’?

La novela sirve como contexto para que el autor explore y desgrane muchas de las ideas que le interesaban tras la Segunda Guerra Mundial. Este tema ya lo había tratado en otros ensayos, como Nueva visita a un mundo feliz, Mañana, mañana y mañana o La filosofía perenne.

Algunos de los temas por los que se preocupa Huxley en este libro son la superpoblación de la Tierra, la ecología, la democracia o el avance de la sociedad.

La cultura en la isla de Pala

la isla libro
Foto: Yousoff Cader

Cuando un médico escocés llega a esta isla en el siglo XIX, transmite sus creencias a los habitantes, que profesan la fe budista. Así se crea una sociedad que mezcla las ventajas de la cultura de  Occidente y de Oriente. Una de sus peculiaridades es que en la isla se ha detenido la industrialización, lo que se ha hecho para crear una sociedad que divida su tiempo entre el trabajo, el ocio y la contemplación, como una crítica a la vida frenética que llevamos en la actualidad.

Para los habitantes de Pala, el progreso es sinónimo de una actitud selectiva ante la tecnología, que contrasta con la pobreza de su isla vecina, Rendang, y con el desarrollo intensivo de Oriente, muy industrializado en ese momento.

Aunque utilizan los avances científicos y médicos, rechazan la industrialización, de forma que solo eligen aquello que, a su manera de ver, les va a hacer felices. Se trata, por tanto, de una crítica hacia los avances de la sociedad de los años 60, que puede extrapolarse a la situación actual. De hecho, a partir de la publicación del libro se ha creado una fundación llamada “Isla”, que pretende implantar una cultura basada en la selección aplicada en la isla, y que trabaja sin ánimo de lucro.

La industrialización y sus consecuencias

De este libro destaca la crítica que hace al avance de la sociedad. La industrialización y la digitalización están teniendo consecuencias no solo de desigualdad económica entre los países, sino también social e incluso medioambiental. Por eso, muchos sectores de la sociedad y nuevos movimientos apuestan por una economía más sostenible, justa y que beneficie a todos los actores que participan en la creación de un mundo mejor. Este libro sirve tanto para adultos como para jóvenes y nos ayuda a entender el miedo al avance de la sociedad, aplicable al momento presente y que nos hace reflexionar sobre cómo se están perdiendo determinados valores y afectando de forma imparable a la salud del planeta.

New Call-to-action