En 2015, un terremoto devastador de 7,8 grados en la escala de Richter destruyó más de dos millones y medio de viviendas en Nepal y también puso fin a la vida de muchas personas. Durante meses vivieron una carrera contrarreloj para construir refugios antes de la llegada de la época de los monzones, mientras intentaban también reconstruir sus vidas. Hoy queremos contarte algunas de las historias de las víctimas de este terremoto en Nepal y de cómo intentan salir adelante. Es una nueva definición de pobreza que han conocido miles de personas que ya vivían en uno de los países más pobres del mundo.

Prakiti

pobreza definición prakiti

Nuestra protagonista tiene 25 años y es maestra de escuela. Vivía con su familia en una casa grande cuya planta baja había sido habilitada como una tienda y un pequeño hotel para los visitantes. El terremoto no solo destruyó su casa, sino también todos sus sueños. Tuvo que dejar de estudiar el máster para el que se estaba preparando y ayudar a reconstruir el pueblo. Su padre, además, falleció hace tres años, así que la familia tiene que salir adelante como puede. “No puedo pensar en nada más. Todo se ha ido y tengo que empezar desde cero. Mi casa se ha ido. Mi búfalo y mis nueve cabras están muertos”, nos cuenta.





Descarga la guía: ¿Cuáles son los derechos de los refugiados en el mundo?




Jagat

pobreza definicion jagat

Cuando ocurrió el terremoto, la mayoría de los miembros de su familia huyeron hacia los campos más cercanos, pero él tuvo que volver para sacar a su madre de entre los escombros. Tras el desastre, tuvo que buscarse la vida para dar un refugio a su familia y a sus animales; por eso él mismo ha construido dos refugios diferentes. “No tenemos dinero para construir en este momento pero, si trabajamos todos juntos como un pueblo, podemos hacer que suceda”.

Nayantara

Esta fotógrafa profesional de 33 años supo que tenía que hacer algo para ayudar a los que lo estaban pasando mal; por eso, unas horas después del terremoto, ella y varios amigos crearon un grupo de voluntarios, que identifica las áreas afectadas y presta apoyo a todo el que lo necesite. “Nuestro grupo tiene un claro interés en trabajar en refugios a más largo plazo. Personalmente, estoy interesada en la formación profesional y el desarrollo de habilidades”.

Besh

Nuestro siguiente protagonista es un veterano del ejército de Nepal a quien también afectó este terremoto. Su mujer lo llamó para decirle que habían perdido todo y que no tenían recursos. A pesar de que necesitan su ayuda, no puede abandonar su puesto, ya que está haciendo labores de reconstrucción en otras zonas afectadas por el desastre. En cuanto pueda, regresará a casa para poder ayudar a su familia. “Esto es lo peor que he visto en mi vida”, nos cuenta.

Kaili

La mayoría de las casas destruidas estaban hechas con materiales poco duraderos como el barro. Nuestra protagonista y su familia lo perdieron todo en el terremoto. Ella ahora vive en una pequeña tienda de campaña donada por la iglesia local, pero el resto de su familia tiene que conformarse con un refugio hecho con una lona y postes de bambú.

Esta es la historia de algunos de los afectados por el terremoto de Nepal el año pasado, que tratan todavía de reconstruir sus vidas y de volver a tener un sitio donde dormir tranquilos.





Descarga guía derechos de los refugiados en el mundo