© UNHCR/Nick Otto

En un gran porcentaje de los casos, la travesía que emprenden los refugiados al huir de sus hogares está marcada por la incertidumbre. Buscan zonas más seguras, pero el tránsito hacia ellas no suele ser ni mucho menos sencillo. Los obstáculos son continuos y ponen en peligro su integridad y sus derechos.

Las mujeres y los niños suelen ser los más afectados. Estos dos grupos de población están expuestos a numerosos riesgos durante las travesías, entre ellos la explotación, el abuso sexual o las violaciones.

Sin embargo, existe otro colectivo menos numeroso, pero que también sufre como pocos los efectos de las guerras y es un blanco permanente de abusos y discriminación en las situaciones de emergencia humanitaria: las personas gais, lesbianas, transexuales y demás integrantes de la comunidad LGTBI.

  New Call-to-action

¿En qué consiste la asistencia a los refugiados LGTBI?

Entre las dificultades más recurrentes de los refugiados que pertenecen a la comunidad LGTBI están el acceso a los servicios humanitarios y las barreras para expresar su necesidad de protección y acogerse a recursos como el asilo.

Nahas, un refugiado sirio de 28 años, lo vivió en carne propia después de dejar su país en 2012 por miedo a hacer explícita su condición sexual.

Antes de llegar a San Francisco (EE. UU.), ciudad en la que reside desde junio de 2015, tuvo que soportar un largo periplo de casi tres años que le llevó a Beirut, la capital del Líbano, y más tarde a la provincia de Antioquía, en el sur de Turquía.

Fue allí justamente donde entró en contacto con las organizaciones que se dedican a la protección de los refugiados miembros de la comunidad LGTBI y pasó a formar parte de sus programas. Semanas más tarde le informaron de que había una familia interesada en acogerlo en la bahía de San Francisco.

Ahora vive allí con su nueva pareja, Mark Averett, y colabora con las organizaciones que garantizan no solo el traslado de los refugiados que sean víctimas de persecución por motivos de orientación sexual, sino también su adaptación en el lugar de acogida.

© UNHCR/Nick Otto
© UNHCR/Nick Otto

Protección de refugiados LGTBI: el papel de ACNUR

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados lidera las acciones internacionales para garantizar la protección y los derechos de los refugiados LGTBI que huyen de sus hogares por motivos de orientación sexual.

Sus programas no solo incluyen campañas de sensibilización en las poblaciones, sino también acciones de formación de sus propios colaboradores y de otros trabajadores humanitarios. La idea es ampliar al máximo la capacitación integral en este escenario.

Entre las iniciativas de este tipo destaca la publicación de guías para la asistencia y la orientación de los refugiados LGTBI que son acogidos en terceros países. Los textos más recientes son La directriz sobre protección internacional (2012) y La protección internacional de las personas LGTBI (2014).

El objetivo de ACNUR es doble: por un lado, extender a la mayor cantidad de Estados el protocolo de atención y garantizar el compromiso de las respectivas instituciones; por otro, generar conciencia entre la población mundial sobre la importancia de proteger a la población LGTBI que huye por motivos de orientación sexual.

New Call-to-action