Desde 2011, cuando se iniciaron los combates en Siria, han muerto cerca de 200.000 personas y al menos 6 millones se han convertido en desplazadas. Una buena parte de ellas ha huido a los países limítrofes o a Europa, mientras otras atraviesan el país en busca de las zonas más seguras.

Esta situación ha provocado que grandes extensiones del territorio sirio hayan quedado vacías y a merced de cualquiera de los bandos en conflicto. En algunas de esas zonas, además, se encuentran los principales tesoros turísticos del país.

New Call-to-action

El legado histórico de Siria

Siria, ubicada a orillas del Mediterráneo oriental y parte del enclave que une a Europa con Asia, ha formado parte de las grandes civilizaciones de la historia de la humanidad, junto con Egipto, Babilona, Grecia y Roma.

Su territorio alberga un legado de incalculable valor histórico para el mundo. Se trata de cientos de obras arquitectónicas y manifestaciones culturales que, sin embargo, en el contexto actual corren el riesgo de ser destruidas.

Castillos cruzados, arte árabe, ruinas del Imperio Romano y hasta lugares que figuran en la tradición bíblica integran la lista de su patrimonio cultural. Cinco muestras del valor de dicho patrimonio lo encontramos en sitios como:

1) Las ruinas de Palmira:

Palmira fue la capital del imperio que llevaba su mismo nombre y se hizo famosa por contener la avanzada romana. Luego, cuando fue conquistada, alcanzó su máximo apogeo cultural, del cual se conservan los teatros, los templos y las grandes columnas de hasta 15 metros de altura. Se dice que llegó a tener una población de 200.000 habitantes. Uno de sus mayores encantos es la contemplación del atardecer desde el castillo árabe de Qalaat Ibn Maan. También destacan las ruinas de un ágora griega y un teatro que fue centro político y cultural de la época. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 1980.

siria turismo

2) Casas colmena:

Entre Homs y Palmira, al oeste del país, se levanta un singular conjunto de cabañas elaboradas con ladrillos de barro. Su forma es cónica y hasta antes del comienzo de la guerra era uno de los destinos preferidos por los turistas. Pueden servir como morada para pasar la noche o simplemente para compartir unas horas con los lugareños. Aunque está en medio del desierto, pernoctar en su interior no supone exponerse a altas temperaturas.

siria turismo

3) El castillo de Crac de los Caballeros:

Es el mejor castillo cruzado que se construyó en la Edad Media. En aquella época sirvió como refugio de los cruzados que acudían a Tierra Santa y más tarde se convirtió en sede de la Orden de los Caballeros de San Juan de Jerusalén. La UNESCO lo declaró Patrimonio de la Humanidad en el año 2006.siria turismo

4) Alepo:

Ubicada en el noroeste del país, ha sido un sitio estratégico para los imperios hitita, amorita, romano y bizantino, que han dejado un enorme legado cultural en sus calles. Actualmente es la ciudad más poblada de Siria. Su casco histórico cuenta con uno de los zocos más emblemáticos del mundo árabe y una ciudadela de excepcional belleza. Alepo fue uno de los puntos más auténticos de Oriente Próximo.

siria turismo

5) Damasco, capital omeya:

En esta lista no podíamos dejar de lado a Damasco, la capital del país y antaño una de las urbes más representativas de la Antigüedad. De hecho, se dice que es la ciudad del mundo que mayor tiempo ha sido habitada de forma ininterrumpida. Ha formado parte de distintos imperios, desde el arameo hasta el otomano, pero sin duda su época de mayor esplendor se sitúa en torno al año 635 a. C., cuando los omeyas la eligieron como centro político y religioso de su cultura. De este período se conservan construcciones emblemáticas de la ciudad, como por ejemplo la Mezquita de los Omeyas. También destacan un templo romano dedicado al dios Júpiter o la última gran morada de Saladino, aquel gobernante del mundo islámico que durante la Edad Media frenó el avance de las tropas cristianas que viajaban a Jerusalén.

New Call-to-action