En este post nos gustaría hablarte de Somalia y su turismo, pero no sin antes avisarte de que ahora mismo el país está considerado como uno de los más peligrosos para viajar.

La guerra civil somalí que empezó en 1991 ha dejado muchos conflictos abiertos. El país vive a diario secuestros, incidentes, robos con violencia e incluso piratería en sus aguas. La única zona que puede ofrecer una mínima estabilidad política y de seguridad es la autoproclamada República Independiente de Somalilandia. A pesar de esto, la situación se ha calmado un poco en los últimos tiempos y se cree que en un futuro podrá volver a florecer el turismo de playas y parques nacionales.

New Call-to-action

¿Qué se podía ver en Somalia antes de la guerra?

Somalia turismo
copyright: Natalia Lyubetskaya

Está rodeada por Yibuti, Kenia y Etiopía, y bañada por el océano Índico. Su moneda oficial es el chelín somalí, aunque también aceptan dólares en sus bancos. Somalia es un país cálido durante todo el año. La temperatura media en invierno es de 24 °C y en verano, de 34 °C. La capital, y su ciudad más grande, es Mogadiscio. Antes se podía pasear sin problemas por la parte antigua de la ciudad, que cuenta con numerosos edificios que se conservan muy bien. De hecho, hoy en día, en la capital y en esta zona concreta hay una relativa seguridad para viajeros, por lo que es un lugar considerado menos peligroso.

Berbera es el antiguo puerto de África, y las ruinas de la antigua ciudad Gellet Abbas fueron en su día un gran reclamo turístico. Ciudades como Baussan, Garowe y Galkayo son también zonas muy interesantes y avanzadas en términos de infraestructura. Hoy en día, y debido a la compleja situación política del país, sus hermosas playas de arena y roca son prácticamente inaccesibles para los turistas, así como los parques nacionales Hargeisa y Kismayo. La gastronomía en Somalia es muy rica y bebe de otras como la etíope, la yemení, la persa, la turca, la india o la italiana, debido a siglos y siglos de comercio. Su elemento principal es el halal, un conjunto de reglas islámicas que regulan el uso de las materias primas y su método de preparación.

¿Qué hace falta para entrar en Somalia?

Hace falta un visado. En Somalia no hay un solo Estado, sino varias entidades diferentes. No se reconocen otros visados que los propios y hay áreas cerradas a los turistas extranjeros. En general, los hoteles y las pensiones en Somalia son bastante baratos, pero su calidad puede no ser buena. Los más cómodos suelen estar situados en la capital o en ciudades como Hargeisa y Berbera.

Te recordamos que ahora mismo Somalia es un país muy peligroso para el turismo. ¿Qué te ha parecido esta información sobre el turismo en Somalia? Esperamos que en unos años la situación se regularice y pueda volver a ser un centro de visitas desde todas las partes del mundo para disfrutar de su cultura y de todo lo que tiene que ofrecer.





Descarga guía derechos de los refugiados en el mundo