Tiempo estimado de lectura: 2 minutos.

ACNUR trabaja en diferentes zonas del mundo, siempre teniendo en cuenta las necesidades y los conflictos activos. Para que entiendas en qué consiste su labor, hoy queremos hablarte del trabajo de la agencia en Asia y el Pacífico, ya que presenta algunas peculiaridades con respecto a otros programas.

New Call-to-action

Los retos del trabajo de ACNUR en Asia y el Pacífico

  • Se trata de un área geográfica muy extensa, que abarca un total de 45 países y acoge a un tercio de los refugiados mundiales (unos 3,5 millones de personas). El 70% de estas personas son refugiados afganos que todavía están en el exilio, a pesar de que la repatriación a su país comenzase hace ya una década. En la región también se dan estancias prolongadas en campamentos de desplazados en Nepal, Bangladés y Tailandia.
  • La cantidad de solicitudes de asilo recibidas en esta zona se triplicó durante 2012. Además, ACNUR cuenta con el programa de reasentamiento más importante de los que tiene en marcha y que cubre el 50% de los desplazamientos mundiales.

Objetivos de ACNUR en la zona

ACNUR
Copyright: S. H. Omi
  • Salvaguardar los espacios de protección y asilo: Durante el año 2014 ACNUR ayudó a los países de esta región a hacer frente a la llegada de desplazados, concediendo la condición de refugiado y estableciendo sistemas de gestión de la protección a estas personas.
  • Proporcionar un espacio de protección en desplazamientos marítimos, ya que en los últimos tiempos el mar se ha cobrado cientos de víctimas. La agencia coopera con los Gobiernos de la región para encontrar soluciones a este problema.
  • La política de ACNUR para la protección de los refugiados en zonas urbanas está siendo una prioridad, ya que siguen proliferando estos asentamientos. Así, se permite el acceso a servicios sanitarios, educación y otras prestaciones y actividades orientadas a asegurar un medio de subsistencia.
  • Proveer soluciones para los refugiados afganos a través de la Estrategia de Soluciones para Refugiados Afganos, que se puso en marcha en 2012 y que pretende facilitar la repatriación voluntaria, apoyar la reintegración y mantener el apoyo a los refugiados y a las comunidades de acogida.
  • Los desplazamientos internos también son prioritarios para ACNUR. Las cifras de refugiados internos en Birmania continúan siendo muy elevadas, y muchos se vieron obligados a abandonar sus hogares ante el estallido de violencia entre comunidades que tuvo lugar en el estado de Rakáin. En 2013, ACNUR participó en el equipo interinstitucional de respuesta ante situaciones de emergencia que asistió a 140.000 desplazados internos en el estado de Rakáin. La prioridad de ACNUR es mantener la asistencia humanitaria mientras continúa trabajando en la búsqueda de soluciones más duraderas.

Estos son algunos de los puntos de trabajo de ACNUR en Asia y el Pacífico, aunque cuentan con muchos más planos de actuación, enfocados no solo a refugiados de larga duración, sino también en conflictos puntuales.

El aspecto fundamental del trabajo de la organización es identificar los problemas que sufre la zona, pero también los que pueden desencadenarse, para así tener preparado un plan de contingencia con el que ayudar al mayor número posible de personas. Todo esto se lleva a cabo a través de la cooperación con los propios Gobiernos, otras entidades y personas que, como tú, ponen su granito de arena para hacer posibles estos trabajos.





Descarga guía Anatomía de un campo de refugiados