EL ASILO ES DE TODOS

El Asilo es de todos

"En Siria vivíamos tranquilos pero esta guerra nos destrozó. Un día, cuando llevaba a mi hija a visitar a unos familiares, una bomba explotó a 200 metros de donde estábamos... miré a mi hija, que estaba en shock, y me di cuenta que tenía que sacarla de allí. Supimos de amigos que estaban en Melilla y nos dijeron que la ruta era segura, fue duro pero vendimos todo lo que teníamos para poder llegar aquí. Cada día me doy cuenta de todo lo que he tenido que dejar atrás, pero al menos ahora siento que estamos a salvo”.

Quien nos contaba esto es Rayan, una joven de 32 años procedente de Siria, viuda y madre de una niña de 8 años. Rayan tuvo miedo de morir ahogada en el Mediterráneo y optó por gastar todos sus ahorros pagando a unos traficantes que les prometieron una ruta más segura para llegar a Europa. En España estuvieron tres meses viviendo en el CETI de Melilla en condiciones difíciles y compartiendo una pequeña habitación con otras 10 personas. Ahora ya han sido trasladadas a la península y están haciendo grandes esfuerzos para integrarse en la sociedad y reiniciar su vida de nuevo, pero todavía no han podido olvidar el miedo que pasaron y las dificultades de sus primeros días en España.

Como Rayan, más de 50 millones de personas víctimas de la guerra, el 80% mujeres y niños, se ven obligadas a abandonar sus hogares y buscar protección en otros países, la cifra más alta desde la Segunda Guerra Mundial.

Muchas de estas personas llegan a nuestras fronteras esperando encontrar la seguridad y protección que les ofrece el derecho de asilo, pero llegar a un país seguro es cada día más difícil y entraña numerosos peligros.

En este año electoral queremos pedir a nuestros políticos que tengan en cuenta el compromiso histórico de España con el asilo y respeten los compromisos internacionales adquiridos. Por ejemplo incluyendo en sus programas electorales medidas concretas para facilitar el acceso al asilo en nuestras fronteras y para mejorar las condiciones de acogida y las posibilidades de integración en nuestra sociedad de las personas que, como Rayan y su hija, se han visto obligadas a abandonar sus países.

Para lograrlo necesitamos tu ayuda: firma esta petición y nosotros haremos llegar a los partidos políticos todas las firmas recogidas para demostrarles que la sociedad de nuestro país quiere ayudar a las familias que huyen de violencia, y está comprometida con el derecho del asilo.

Objetivo 50.000 firmas
Nos quedan 39.867 firmas para cumplir el objetivo