Noticias y eventos

03 Febrero 2014

ACNUR e IKEA iluminarán los campos de refugiados

• Gracias a la campaña “El poder de la luz”, se instalarán farolas de energía solar en las calles de los campos y lámparas solares para la iluminación dentro de las tiendas de campaña, lo que mejorará las condiciones de vida en los campos, haciéndolos más seguros y habitables. • La Fundación IKEA es el mayor colaborador privado a nivel mundial de ACNUR.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Fundación IKEA han puesto en marcha una nueva campaña para instalar iluminación sostenible para las familias que residen en los campos de refugiados gestionados por ACNUR en Etiopía, Chad, Bangladesh y Jordania.

Bajo el lema de El Poder de la Luz, ACNUR e IKEA han lanzado una iniciativa solidaria en todas las tiendas de IKEA del mundo. Por cada bombilla LED que se venda en IKEA entre el 3 de febrero y el 29 de marzo de 2014, ACNUR recibirá de la Fundación IKEA 1 euro.

Los fondos obtenidos ayudarán a instalar farolas de energía solar en las calles de los campos y proporcionarán lámparas solares portátiles para iluminación dentro de las tiendas que sirven de hogar a los refugiados, así como otras soluciones energéticamente eficientes y renovables como cocinas solares. Más de 3,4 millones de refugiados recibirán ayuda gracias a esta campaña.


La falta de luz, situación devastadora para la vida en los campos

Actualmente hay casi 10,5 millones de refugiados en el mundo, de los que cerca de la mitad son niños. Para muchos de ellos, su única opción es vivir en campos donde la falta de luz después de ponerse el sol es habitual. Tareas tan sencillas del día a día como cocinar, hacer los deberes o ir a por agua, leña o ir al baño se convierten en algo muy difícil en un campo de refugiados, incluso peligroso, especialmente para niñas y mujeres.

Los avances que se lograrán gracias a esta iniciativa permitirán mejorar las condiciones de vida en los campos, contribuyendo a que sean lugares más seguros y mejores para los niños refugiados y sus familias. Además, parte de la financiación de “El poder de la luz” se destinará a mejorar la educación primaria de los más pequeños.

“En 2013 unos 2 millones de personas se convirtieron en refugiados, una cifra récord en veinte años. En cada emergencia humanitaria la ayuda del sector privado es más urgente y fundamental. Esta campaña representa una nueva y excepcional etapa en nuestra relación con la Fundación IKEA, el mayor socio en el ámbito privado de ACNUR. Esperamos poder transformar juntos la vida de muchos refugiados”, ha comentado António Guterres, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

“La vida en un campo de refugiados puede ser muy dura, especialmente para los niños. La falta de luz limita actividades diarias que consideramos normales como sentarse a comer en familia o hacer los deberes. Influye en la salud y la seguridad y en la capacidad de las familias para obtener ingresos. La campaña “El Poder de la Luz” proporcionará iluminación y energías renovables a las calles y hogares de los campos de refugiados, de manera que ACNUR ayude a construir un mejor día a día para los niños refugiados y sus familias”, explica Per Heggenes, director general de la Fundación IKEA.


Colaboración ACNUR-Fundación IKEA

La Fundación IKEA colabora con ACNUR desde 2010 para proporcionar refugio y educación a las familias, niños y niñas de los campos de refugiados así como a las comunidades vecinas. Ese año, la Fundación hizo una donación en especie de mantas, colchones y tiendas de campaña para el campo de refugiados de Dollo Ado (Etiopía).

La colaboración se consolidó en 2011 con el compromiso por parte de IKEA de realizar una donación de 46,7 millones de euros para los próximos 3 años, que se constituye en la mayor donación privada jamás recibida por la Agencia y que permitió proporcionar refugio y educación a los niños y familias refugiadas en Dollo Ado.

En 2012, el compromiso con ACNUR se amplió hasta alcanzar los 73 millones de euros y se incluyeron 3 países más: Jordania, Bangladesh y Chad. Gracias a ello, se realizaron donaciones en especie para Jordania, donde los niños sirios refugiados recibieron lámparas solares SUNNAN de IKEA como parte de sus paquetes de ayuda. Además, recientemente la Fundación IKEA ha financiado la creación de la Unidad de Innovación en ACNUR, que lidera la investigación e implementación de soluciones innovadoras para la organización, tales como el diseño de una casa para refugiados que puede transportase en paquete plano y que mejora notablemente el anterior modelo, además de soluciones de iluminación basadas en energías renovables.

Hazte socio

Emergencia Siria, 4 millones de refugiados

          AYUDA A SIRIA


    4 Millones de refugiados

Suscríbete a nuestro newsletter

Todos los campos son obligatorios.