Noticias y eventos

09 Diciembre 2013

ACNUR lamenta la muerte de Nelson Mandela

La Agencia de la ONU para los refugiados ha emitido un comunicado lamentando la muerte del ex-Presidente de Sudáfrica Nelson Mandela, quien trabajó con ACNUR para ayudar a los refugiados. Reverenciado en todo el mundo, Mandela falleció este jueves en su casa de Johannesburgo a la edad de 95 años.

"Con gran tristeza me he enterado de la noticia de la muerte de Nelson Mandela", señaló António Guterres, Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, en una declaración especial. "Su extraordinaria sabiduría, su humildad y compasión no sólo mantuvo unida a Sudáfrica tras el colapso del apartheid, evitando desplazamientos potencialmente de grandes magnitudes, sino que también lo convirtió en un verdadero símbolo mundial de los oprimidos y perseguidos, y un ejemplo para todos nosotros."

Guterres dijo que en un mundo donde los conflictos obligan a millones de personas a huir de sus hogares todos los años, "la muerte de un campeón de la paz tan destacado debería darnos a todos una pausa para reflexionar. Su fallecimiento es una pérdida profunda".

Mandela y su Fundación Nelson Mandela jugaron un papel destacado en los esfuerzos para combatir la xenofobia y el racismo en Sudáfrica, en varias ocasiones trabajando conjuntamente con ACNUR para ayudar a los refugiados.

A finales de 1991, la ex Alta Comisionada de ACNUR, Sadako Ogata, se reunió con Mandela cuando encabezó la delegación de las Naciones Unidas durante las conversaciones multilaterales en el marco de la Convención para una Sudáfrica Democrática (CODESA) realizadas en Sudáfrica para lograr una transición pacífica y democrática desde el apartheid. ACNUR abrió la primera oficina de la ONU en Sudáfrica, en Johannesburgo en septiembre de 1991, facilitando así el trabajo de la Agencia durante el retorno voluntario de los refugiados y exiliados sudafricanos entre 1991 y 1993.

El 20 de junio de 1997, y con motivo del Día de los Refugiados de África, fecha que se celebra hoy en todo el mundo y cada año como el Día Mundial de los Refugiados, el presidente Mandela llamó a los países africanos a mantenerse unidos en la prevención del desplazamiento forzado intensificando las actividades para prevenir y poner fin a las guerras.

En febrero de 2001, mientras facilitaba conversaciones entre las facciones en guerra de Burundi, Mandela visitó a los refugiados de Burundi en un campamento de ACNUR en el oeste de Tanzania, donde explicó las negociaciones y escuchó sus preocupaciones.

En 2007, Mandela ayudó a reunir a un grupo independiente de líderes globales, conocido como "The Elders" dedicado a la promoción de la paz y los derechos humanos y para la búsqueda de soluciones de otros problemas globales. Otro vínculo entre Mandela y ACNUR fue el Premio Nobel de la Paz, con el que ambos fueron galardonados.

Hazte socio

Emergencia Siria, 4 millones de refugiados

          AYUDA A SIRIA


    4 Millones de refugiados

Suscríbete a nuestro newsletter

Todos los campos son obligatorios.