Noticias y eventos

27 Mayo 2014

ACNUR pide apoyo para los refugiados sirios con cáncer

El número de refugiados enfermos de cáncer está superando la capacidad de los sistemas sanitarios de Jordania y Siria, advierte el experto médico de ACNUR Paul Spiegel en una publicación de la revista The Lancet Oncology.

La situación está obligando a las oficinas de ACNUR y a sus socios a tomar decisiones muy dramáticas sobre quién recibe o no tratamiento.

Spiegel ha hecho un llamamiento para que se tomen medidas urgentes en la lucha contra el cáncer en crisis humanitarias: “Podemos tratar todos los casos de sarampión, pero no podemos dar tratamiento a todas las personas que padecen cáncer”, explica el doctor Spiegel, quien ha documentado cientos de casos de refugiados en Jordania y Siria a los que se ha denegado tratamiento para el cáncer debido a la escasez de fondos.

“Tenemos que dejar de atender a los pacientes de cáncer que presentan un mal pronóstico porque los cuidados para ellos son demasiado caros. Después de haberlo perdido todo en su país, estos pacientes se enfrentan a un sufrimiento aún mayor en el exilio, a menudo con un enorme coste emocional y económico para sus familias”, añadió.

El número de refugiados con cáncer en Jordania y Siria ha aumentado, y la forma más común de la enfermedad es el cáncer de mama, que representa cerca del 25% de las solicitudes de tratamiento contra el cáncer presentadas en Jordania a ACNUR. En este país, la Agencia sólo pudo aprobar el 48% de las 511 solicitudes de tratamiento contra el cáncer entre 2010 y 2012. El principal motivo para denegar un tratamiento fue el pronóstico negativo, aunque hay algunos casos en los que incluso pacientes con buen pronóstico eran rechazadas porque su tratamiento era demasiado caro.

El Dr. Adam Musa Khalifa, un médico de ACNUR recuerda la historia de una madre iraquí con dos hijos que padecía una forma poco común de cáncer de mama. Tuvo que dejar su tratamiento en Irak por la inseguridad, pero su terapia era demasiado cara para que pudiese continuarla en Siria. El coste de un tratamiento de cáncer en algunos casos puede ascender hasta a 21.000 dólares.

“Tenemos que tomar decisiones angustiosas sobre las personas que debemos ayudar” dice el Dr.Khalifa, coautor del artículo. “Algunos pacientes tienen buen pronóstico pero el coste del tratamiento es demasiado alto. Estas decisiones nos afectan a todos psicológicamente”.

Los sistemas de salud pública en Siria y Jordania están saturados y los centros privados son insuficientes. Las organizaciones internacionales han ayudado a ampliar las instalaciones y a pagar al personal y los medicamentos, pero esto no es suficiente, advierte el artículo del The Lancet Oncology.

Hazte socio

Emergencia Siria, 4 millones de refugiados

          AYUDA A SIRIA


    4 Millones de refugiados

Suscríbete a nuestro newsletter

Todos los campos son obligatorios.