Noticias y eventos

04 Abril 2016

ACNUR insta al establecimiento inmediato de las salvaguardas antes del inicio de los retornos en el marco del acuerdo UE-Turquía

El pasado viernes, ACNUR emitió un comunicado mediante el cual instaba a las partes del acuerdo a que se garantizase el establecimiento de todas las salvaguardas antes de que comenzasen los retornos. Compartimos el comunicado íntegro.

ACNUR urge hoy a las partes del reciente acuerdo entre la UE y Turquía sobre refugiados e inmigrantes a que garanticen el establecimiento de todas las salvaguardas antes de que se inicie cualquier retorno. Esta petición se realiza teniendo en cuenta las persistentes y serias lagunas en ambos países.

ACNUR no se opone a los retornos de personas que no tengan necesidades de protección internacional y que no hayan solicitado asilo, siempre y cuando se respeten los derechos humanos.

Grecia ha tenido que acoger a numerosas personas a causa del cierre de fronteras en el resto de Europa. En este país, numerosos aspectos de los sistemas de acogida y atención a las personas que puedan necesitar protección internacional, o no se han establecido o no funcionan. Actualmente hay aproximadamente 51.000 refugiados e inmigrantes en el país, de los cuales 5.000 se encuentran en las islas y 46.000 en territorio continental. Las llegadas recientemente se incrementaron el 29 de marzo con 766 personas tras varios días con una media de llegadas de 300 personas.

En Lesbos, las condiciones en el centro de registro e identificación de Moria (conocido como “hotspot”) se han ido deteriorando y desde el 20 de marzo ha sido utilizado para detener a personas a la espera de una decisión sobre si serán o no deportadas. Actualmente hay unas 2.300 personas allí alojadas pese a que la capacidad es para 2.000. Hay personas durmiendo a la intemperie y la distribución de comida es insuficiente. La ansiedad y la frustración son generalizadas. Para empeorar la situación, muchas familias han terminado separadas, provocando que miembros de una misma familia estén ahora dispersos por toda Grecia, lo que supone una preocupación adicional si los retornos comenzaran.

En Samos, en el centro de Vathy, las condiciones de recepción también han empeorado. Las condiciones de saneamiento son deficitarias, existen poca ayuda disponible para las personas con necesidades especiales y la distribución de comida es caótica. Actualmente hay hasta 1.700 personas alojadas en el centro Vial de la isla de Quíos, aunque solo tiene una capacidad máxima para 1.100 personas. Al ACNUR le preocupa seriamente la situación en este centro. Los disturbios que se produjeron anoche dejaron un saldo de tres personas heridas por arma blanca.

En línea con la política global de ACNUR de promoción de alternativas a la detención, la Agencia de la ONU para los Refugiados ha tenido que suspender los servicios en todas las instalaciones cerradas, a excepción de la supervisión en materia de protección y la facilitación de información sobre los procedimientos de asilo.


Los grupos varados en la península griega esperan reubicación

En la península, donde permanecen las personas que han llegado antes del 20 de marzo, la situación es igualmente difícil. Los refugiados y los inmigrantes están distribuidos en más de 30 asentamientos, muchos a la espera de que se les dé la oportunidad de optar por la reubicación. Las condiciones en el puerto del Pireo y en torno a Idomeni, cerca de la frontera con la Antigua República Yugoslava de Macedonia, son pésimas.

El riesgo de que cunda el pánico, se produzcan disturbios y heridos en estos y otros lugares es real dadas las condiciones actuales. Según información de los medios locales, esta semana se han registrado más enfrentamientos.

Sin un mayor apoyo urgente por parte de la UE, la limitada capacidad del servicio de asilo griego para registrar y tramitar las solicitudes de asilo generará problemas. El tiempo limitado que se ha establecido para registrar, el tope en el número de registros diarios o la falta de acceso al sistema de registro a través de Skype que han establecido los servicios griegos de asilo, son factores añadidos que incrementan la ansiedad de las personas.

En Turquía, ACNUR ha pedido tener acceso a las personas que sean retornadas desde Grecia, para asegurar que estas personas se puedan beneficiar de protección internacional efectiva y para evitar posibles riesgos de refoulement (devolución de una persona a un lugar donde su libertad, su vida o su integridad física pudieran correr peligro). ACNUR espera que pronto sea adoptada la regulación sobre Protección Temporal necesaria para conceder o restablecer el estatuto de protección temporal a los nacionales sirios readmitidos desde Grecia.

ACNUR recientemente ha enunciado las salvaguardas que serían necesarias para una readmisión segura desde Grecia a Turquía, en un documento del 23 de marzo: http://www.refworld.org/docid/56f3ee3f4.html.

 

Las llegadas marítimas bajan en Grecia y aumentan en Italia

Las llegadas por mar a Grecia en los tres primeros meses de 2016 superaron la cifra de 150.700, si bien en marzo se redujo el número de llegadas (http://data.unhcr.org/mediterranean/country.php?id=83). 

Las llegadas por mar en la otra ruta principal del Mediterráneo – desde el norte de África a Italia – se elevan a 18.784. Esto representa un aumento de más del 80% frente al mismo periodo de 2015 (10.165 personas), al tiempo que las llegadas en marzo se han cuadruplicado (http://data.unhcr.org/mediterranean/country.php?id=105).

Las personas que llegan a Italia son principalmente de nacionalidad nigeriana, gambiana, senegalesa, maliense y de otros países de África Occidental. Hasta ahora, ACNUR no ha observado un aumento significativo en el número de sirios, afganos o iraquíes que utilizan esta ruta. El jueves habría llegado a Otranto, en el sudeste de Italia, una embarcación que había partido desde Grecia con 22 sirios y somalíes a bordo.

Hazte socio

Emergencia Siria, 4 millones de refugiados

          AYUDA A SIRIA


    4 Millones de refugiados

Suscríbete a nuestro newsletter

Todos los campos son obligatorios.