Noticias y eventos

07 Junio 2016

El conflicto en Irak se recrudece provocando nuevos desplazamientos de civiles

La ofensiva militar del gobierno para recuperar la ciudad de Faluya, así como zonas de Mosul bajo el control del Estado Islámico, está provocando la huida desesperada de cientos de familias hacia zonas próximas e incluso a la vecina Siria.

En las últimas semanas, el conflicto en Irak ha vuelto a recrudecerse en la zona noroeste del país, donde las ciudades de Mosul, Makhmur y Faluya están viviendo intensos ataques o bombardeos por parte de las fuerzas militares iraquíes, que están combatiendo para arrebatar estas ciudades al Estado Islámico. 

La última semana de mayo, cuando las fuerzas iraquíes lanzaron una ofensiva para recuperar la ciudad de Faluya, cerca de 3.700 personas (624 familias) huyeron de allí y se han instalado en los campos que ACNUR ha levantado en las localidades de Amirat-al-Faluyah y Habbaniyah. Sin embargo, se calcula que unas 50.000 personas están atrapadas en la ciudad y viviendo en condiciones muy difíciles por el desabastecimiento de agua y alimentos que llevan sufriendo desde hace varios meses y que ya han provocado algunas muertes por inanición. 

Según han contado las familias a ACNUR, los civiles que intentan escapar de la violencia están siendo asesinados, y también han aumentado en los últimos tiempos las ejecuciones de hombres y jóvenes que se han negado a combatir junto al Estado Islámico. 

Por otro lado, también en el mes de mayo, más de 4.000 iraquíes cruzaron la frontera hacia Siria huyendo de los combates en Mosul, la segunda ciudad más grande del país. Buscaron refugio en la gobernación de Al-Hasakah, donde fueron ubicados en el campo de Al-Hol. 

En Mosul, las autoridades locales estiman que unas 30.000 personas podrían ser desplazadas en los próximos meses y, en caso de producirse un ataque a gran escala contra la ciudad, hasta 600.000 civiles podrían tratar de huir. 

Mapa: movimientos de desplazados iraquíes dentro de Irak y hacia Siria

ACNUR asiste a los desplazados por el conflicto en Irak

En los últimos días, ACNUR ha estado repartiendo ayuda humanitaria a las familias que han escapado de Faluya y también ha organizado un puente aéreo desde Jordania para trasladar ayuda hasta la zona de Al-Hassakah, en Siria, y asistir así a unas 50.000 personas (tanto refugiados iraquíes como sirios afectados por la guerra en su país). Esta gobernación situada en el noreste de Siria acoge a 16.000 refugiados iraquíes y a unos 90.000 sirios desplazados por el conflicto en su propio país.

La ayuda que ACNUR está entregando tanto en Irak como en Siria incluye tiendas de campaña, colchones, esterillas y materiales básicos de higiene y para el hogar. 

Distribución de ayuda humanitaria en Amariyat al Faluya, Irak. Foto: ACNUR/Q. Alazroni

A finales de marzo, el gobierno iraquí anunció la apertura de un corredor humanitario para permitir la salida de civiles de la ciudad de Faluya. Desde entonces, ACNUR ha establecido campamentos en varios puntos para alojar hasta a 1.000 familias iraquíes desplazadas.

El conflicto en Irak ha desplazado en estos dos años a 3,3 millones de personas en varias zonas dentro del país. Muchos iraquíes están también cruzando la frontera y buscando refugio no sólo en la vecina Siria, sino también en Europa.

 

NOTICIAS RELACIONADAS:

Miles de desplazados iraquíes necesitan ayuda

Video: ACNUR reparte ayuda a los desplazados en Faluya

 

Hazte socio

Emergencia Siria, 4 millones de refugiados

          AYUDA A SIRIA


    4 Millones de refugiados

Suscríbete a nuestro newsletter

Todos los campos son obligatorios.