Noticias y eventos

06 Julio 2015

Los refugiados sirios corren el riesgo de quedarse sin asistencia por la falta de fondos

Millones de sirios víctimas del conflicto podrían ver reducidas las ayudas que reciben si las agencias humanitarias, entre ellas ACNUR, no reciben los fondos que necesitan.

Más de 200 de 200 organizaciones con las que ACNUR trabaja hicieron público un informe la semana pasada en el que alertaban de que la falta de financiación podría poner en peligro la asistencia que están recibiendo millones de refugiados y desplazados sirios en la región. La respuesta conjunta por parte de las organizaciones a la crisis siria lleva años desarrollándose en países como Jordania, Líbano, Irak e incluso en la propia siria.

El trabajo de ACNUR y de otras organizaciones depende en gran medida del apoyo de la comunidad internacional. “Esta crisis masiva requiere mucha más solidaridad y un mayor reparto de responsabilidades del que hemos visto hasta ahora” ha afirmado António Guterres, el Alto Comisionado de ACNUR. 

Refugiados sirios cruzando la frontera con Jordania. Foto: ACNUR / O. Labban-Mattei

24 millones de personas necesitan ayuda

Con un presupuesto previsto de 4.350 millones de dólares, el Plan de Respuesta conjunto para esta emergencia sólo ha recibido el 23% de los fondos que necesita para atender a 4 millones de refugiados sirios y 20 millones de personas de las comunidades que les están acogiendo.

“Nuestros fondos se encuentran a niveles tan peligrosamente bajos que nos arriesgamos a no poder cubrir ni siquiera las necesidades de supervivencia más básicas de millones de personas en los próximos seis meses” ha alertado el Alto Comisionado de ACNUR.

Alrededor del 86% de los refugiados urbanos en Jordania viven por debajo del umbral de la pobreza y el 45% de los refugiados en Líbano están viviendo en alojamientos precarios. Además, la mitad de las personas afectadas por esta crisis que dura ya cinco años son niños que todavía están luchando por superar los traumas y experiencias vividas en esta guerra.

Waffa, una niña siria de 6 años refugiada en Líbano. Foto: ACNUR / E. Dorfman 

La provisión de servicios básicos pende de un hilo

Según ACNUR y sus socios, si no se reciben más fondos rápidamente, hasta 130.000 familias vulnerables no podrán recibir la asistencia económica que les está permitiendo cubrir sus necesidades básicas. Además, las personas vulnerables no podrán recibir los cupones mensuales de alimentos que les están permitiendo subsistir.

El suministro de agua potable y los servicios de tratamiento de aguas residuales también corren peligro por la falta de financiación y se calcula que hasta 1,7 millones de personas podría tener que hacer frente al próximo invierno sin combustible, techo, aislamiento, mantas o ropa de invierno.

A las necesidades de los refugiados y desplazados se suman las de millones de personas de las comunidades de acogida que están agotando sus recursos para hacer frente a esta crisis. La falta de perspectiva de un futuro mejor está llevando a cada vez más refugiados a tomar medidas desesperadas, como intentar llegar a Europa en peligrosos viajes por mar. 

Toda una generación de sirios podría quedar desamparada si no se da respuesta a sus necesidades. Con tu colaboración podremos seguir dando respuesta a estas personas que se encuentran en situación desesperada.

 

NOTICIAS RELACIONADAS:

ACNUR registra un nuevo récord de refugiados sirios: 4 millones.

Hazte socio

Emergencia Siria, 4 millones de refugiados

          AYUDA A SIRIA


    4 Millones de refugiados

Suscríbete a nuestro newsletter

Todos los campos son obligatorios.