Noticias y eventos

03 Julio 2015

Más de 100.000 refugiados de Burundi han sido vacunados contra el cólera

Más de 100.000 refugiados burundeses en Tanzania han sido vacunados contra el cólera en la mayor operación de prevención de un nuevo brote de la epidemia. Durante el pasado mes, en el noroeste del país, 31 personas murieron por un brote de cólera.

ACNUR y sus socios han puesto en marcha una campaña rápida de vacunación para evitar un nuevo brote de cólera como el ocurrido durante el mes pasado en la zona del lago Kagunga. La llegada durante las últimas semanas de decenas de miles de refugiados procedentes de Burundi -a causa de la violencia pre-electoral- ha agravado los problemas ya existentes en esta zona de Tanzania. 

Con el objetivo de prevenir y evitar nuevos brotes, se han instalado 25 centros de vacunación temporales en el campo de refugiados de Nyarugusu, al noroeste de Tanzania, para asistir a 120.000 refugiados provenientes, sobre todo, de Burundi y de la República Democrática del Congo. De ellos, más de 106.000 son niños en torno a un año. 

Siyajali Violete, un refugiado burundés de 20 años de edad que llegó a Kagunga a mediados de mayo explica la importancia de la vacuna: "Nos han dicho que la vacuna ayudará a detener el cólera en el campamento y evitará que las personas mueran. Además, también se nos ha hablado de la importancia de la higiene personal, de lavarse las manos y de mantener nuestro entorno limpio".

Una niña en el centro de tratamiento del cólera de Kigoma, en Tanzania. Foto: ACNUR/B. Loyseau

El consumo de agua contaminada ha sido una de las causas de este brote de cólera

ACNUR, junto con otras ONG con las que colabora en la zona, ha respondido rápidamente ante esta emergencia y se han ocupado también de proveer de agua potable a los refugiados que llegaron en barco a Kigoma y después fueron asentados en el campo de Nyarugusu. Se cree que la situación de hacinamiento, la falta de higiene en Kagunga y el consumo de agua del lago han sido las causas de este brote de cólera.

La segunda ronda de vacunaciones se pondrá en marcha durante este mes de julio. En esta campaña ACNUR trabaja en coordinación con otras ONG y con el gobierno para, entre todos, poder erradicar totalmente el virus entre los refugiados en los próximos dos años. "Estamos encantados de que la campaña de vacunación haya resultado un éxito y haya llegado a tantos refugiados en el campamento. Además estamos también muy agradecidos a todos los organismos colaboradores –otras ONG, agencias de la ONU y el gobierno del país- por sus esfuerzos”. Ha explicado Ahmed Ibrahim, Oficial de Salud Pública de ACNUR.

 

NOTICIAS RELACIONADAS:

El cólera golpea a los refugiados burundeses que buscan seguridad en Tanzania

Más de 100.000 refugiados huyen de la violencia en Burundi

 

Hazte socio

Emergencia Siria, 4 millones de refugiados

          AYUDA A SIRIA


    4 Millones de refugiados

Suscríbete a nuestro newsletter

Todos los campos son obligatorios.