Noticias y eventos

02 Octubre 2015

Bangui vuelve a ser escenario de nuevos desplazamientos de población

El conflicto en la República Centroafricana se ha reactivado en los últimos días y ha provocado el desplazamiento de más de 40.000 personas en Bangui, la capital.

La violencia entre comunidades volvió a estallar el pasado sábado tras el asesinato de un taxista musulmán. Al menos 41 personas murieron por los enfrentamientos que se sucedieron en la ciudad, y 260 resultaron heridas. Las tensiones provocaron que unas cerca de 19.000 personas huyeran y buscaran refugio en un asentamiento cerca del aeropuerto de Mpoko, donde ya están viviendo un total de 30.000 centroafricanos desplazados internos. En otras ciudades del país, también han aumentado las tensiones estos días y se teme que puedan producirse más desplazamientos.

Acceso a la población afectada

La población ha buscado refugio también en otros puntos de la ciudad, que se encuentra en estos días casi desierta. Los mercados y tiendas no han abierto y se han levantado barricadas no autorizadas en muchos puntos. En algunas zonas donde se concentran los desplazados, los mercados sí permanecen abiertos, pero quedan pocos suministros y los precios se han elevado. Todo esto hace temer que, si la gente no puede regresar pronto a sus casas, en los próximos días haya que enviar raciones de comida adicionales y ayuda a estas zonas (material sanitario y de refugio sobre todo). Sin embargo, el acceso de las organizaciones humanitarias a estos desplazados, se ha visto impedido por el conflicto. 

Leo Dobbs, portavoz de ACNUR, ha pedido públicamente que se permita el acceso urgente a las personas desplazadas y que se restablezca “la calma entre todas las partes [en conflicto]”. Según Dobbs, la situación de estos días recuerda a la vivida a finales de 2013 y principios de 2014, cuando miles de personas fueron asesinadas y decenas de miles quedaron desplazadas por el conflicto entre las milicias séléka y antibalaka.

Mujeres desplazadas en el asentamiento de Mpoko, en Bangui, capital de la República Centroafricana. Foto: ACNUR / O. Laban-Mattei

Se necesitan refugios de emergencia, material sanitario y ayuda humanitaria básica para aliviar la situación de estos desplazados que, según los trabajadores de ACNUR en el terreno, se encuentran en estado de shock y presas del miedo. ACNUR cuenta con un almacén en Bangui con materiales de refugio, utensilios de cocina, mantas y esteras y, según Dobbs, “está listo para ser distribuido cuando se reciba luz verde”. ACNUR está preparado para actuar en cuanto la situación de seguridad lo permita.

Antes de los recientes desplazamientos, ya había 370.000 personas desplazadas dentro de la República Centroafricana y más de 470.000 siguen refugiadas en países vecinos.

 

NOTICIAS RELACIONADAS:

ACNUR solicita ayuda para los refugiados de la República Centroafricana

Hazte socio

Emergencia Siria, 4 millones de refugiados

          AYUDA A SIRIA


    4 Millones de refugiados

Suscríbete a nuestro newsletter

Todos los campos son obligatorios.