Noticias y eventos

14 Marzo 2016

5º aniversario de la guerra siria: Una crisis humanitaria que no cesa

El 15 de marzo se cumple el quinto aniversario de uno de los conflictos más graves que vive el mundo actualmente. Las cifras que deja la guerra siria continúan aumentando año tras año a medida que el conflicto se prolonga y las soluciones tardan en llegar.

La destrucción y la desolación continúan ancladas en Siria, un país que entra este mes en su sexto año de conflicto. 60 meses de enfrentamientos, bombardeos, violencia, secuestros y terror han dejado una profunda huella no sólo en los edificios e infraestructuras del país, si no, sobre todo, en los civiles sirios.

En cada nuevo aniversario del conflicto, la situación se ha ido volviendo más compleja. En territorio sirio, la violencia generalizada y el terror han seguido vaciando pueblos y barrios enteros. A día de hoy, 6,6 millones de civiles han tenido que abandonar sus hogares y desplazarse dentro de Siria de un lugar a otro a medida que la guerra ha ido llegando a la puerta de sus casas. Algunos han tenido que desplazarse incluso en varias ocasiones. Otros llevan meses atrapados en lugares que se encuentran asediados. La llegada de los convoys con ayuda humanitaria ha ayudado a aliviar un poco su situación, pero las condiciones en las que se encuentran muchas personas dentro de Siria son alarmantes, como se pudo comprobar hace unos meses en Madaya.

Campo de refugiados de Azraq, en Jordania. Foto: Comité español de ACNUR / K. García 

Fuera de Siria, en los países limítrofes, la desesperanza empieza a hacer mella en los 4,8 millones de sirios que han huido del país y se han convertido en refugiados. Más allá de la región, a las puertas de la propia Europa, la desesperación comienza a frustrar las últimas esperanzas de los miles de sirios que han llegado al viejo continente en busca de seguridad y que se encuentran atrapados en sus fronteras.

La crisis siria ya no se circunscribe a un único territorio geográfico: se ha convertido en una crisis global que está dejando cifras de refugiados sin precedentes en Europa desde la Segunda Guerra Mundial y que está poniendo al límite los recursos de países como Turquía, Jordania o Líbano.

Millones de sirios llevan años viviendo en el exilio, han visto agotarse sus pocos ahorros y se están quedando sin recursos para sobrevivir. Estos refugiados son ahora más vulnerables que nunca y están tomando medidas cada vez más arriesgadas para sobrevivir. En Jordania, ACNUR les asiste en los campos de refugiados, en Líbano sobreviven en asentamientos improvisados y en Turquía habitan en pisos precarios en las ciudades o en los campos que ha instalado el gobierno. Cinco años después, en cualquiera de los puntos donde los sirios han huido en busca de refugio hay miles de historias que relatan los horrores vividos en Siria y la falta de esperanza.

 

Una generación de niños en el limbo

Toda una generación de niños sirios está afectada por este conflicto. Se enfrentan al trauma de lo que han visto y vivido y al panorama de un futuro incierto. Han perdido años de escuela y tienen ante sí múltiples retos: una vida en condiciones precarias en los países de acogida, un día a día monótono y sin futuro en los campos de refugiados o la propia muerte en el Mediterráneo. Dar protección a los menores y atender sus necesidades es uno de los principales focos del trabajo de ACNUR, tanto en Siria como en los países limítrofes y en Europa.

Niños sirios desplazados dentro del país. Foto: ACNUR /A. Mc Connell

5 años asistiendo a los refugiados y desplazados sirios

ACNUR ha desplegado a miles de trabajadores a lo largo de estos años para dar respuesta a esta emergencia. En Siria, la oficina de ACNUR, con 399 trabajadores, se encarga de hacer distribuciones de ayuda humanitaria en distintos puntos del país, participa en los convoys interagenciales de reparto de ayuda urgente en zonas asediadas y da asesoramiento y protección a millones de desplazados y personas vulnerables afectadas por la guerra.

En Jordania, ACNUR coordina y gestiona los campos de Za’atari y Azraq, que acogen a 110.000 sirios. Además, registra y da ayudas a los refugiados urbanos que están viviendo en las ciudades del país. 

En Líbano, la Agencia de la ONU para los Refugiados, reparte ayuda humanitaria al millón de sirios que malvive en refugios precarios en asentamientos improvisados. En Turquía, da apoyo al gobierno en las labores de atención y asistencia a los refugiados sirios que hay en el país (más de 2 millones).

En Europa, ACNUR puso en marcha hace meses una operación de emergencia para asistir a los refugiados que llegan a Grecia y darles protección y ayuda en su ruta por el viejo continente. Además, la Agencia está asesorando a los gobiernos e instituciones en materia de procedimientos de asilo y programas de acogida e integración de refugiados.

Un trabajador de ACNUR con una familia siria en Azraq. Foto: ACNUR/W. Page

El futuro de Siria sigue pendiendo de un hilo. “Siria es la mayor crisis humanitaria y de refugiados de nuestro tiempo, una causa continua de sufrimiento para millones de personas que debería estar recibiendo una oleada de apoyo en todo el mundo” ha dicho Filippo Grandi, el Alto Comisionado de ACNUR.

Mientras se buscan soluciones políticas al conflicto, ACNUR sigue trabajando en primera línea para continuar dando protección y asistencia a las millones de personas afectadas. 

 

NOTICIAS RELACIONADAS:

5 años de guerra en Siria. Envía ayuda

Video: Testimonios de refugiados sirios desde los campos de Jordania

Especial 5º aniversario de la guerra en Siria

 

Hazte socio

Emergencia Siria, 4 millones de refugiados

          AYUDA A SIRIA


    4 Millones de refugiados

Suscríbete a nuestro newsletter

Todos los campos son obligatorios.