Noticias y eventos

09 Marzo 2015

“Hace poco más de 4 meses me trasladé a la operación de Etiopia, el país africano que acoge a más refugiados a fecha de hoy”

José Antonio León Barrena nació en Zafra (Badajoz) hace 35 años. Se licenció en Ciencias del Deporte y después realizó el Máster Europeo en Acción Humanitaria (NOHA). Desde hace 6 años trabaja para ACNUR.

Beatriz: ¿Por qué decidiste trabajar en ACNUR?

José: De pequeño nunca pensé en dedicarme a la acción humanitaria, mi sueño era ser profesor de educación física o trabajar en algo relacionado con el deporte. Pero las ganas de conocer mundo y perfeccionar mi inglés, me  llevaron, justo después de acabar la carrera, primero a Inglaterra y luego a Grecia. Allí en Grecia, mientras hacia un Voluntariado Europeo, conocí “Right To Play”, una ONG que utiliza el deporte como herramienta para el desarrollo. Acabé haciendo un voluntariado de 16 meses con dicha organización en el Campamento de Refugiados de Nakivale, en Uganda. Es así como entré en el mundo de la cooperación y conocí, de primera mano, el trabajo de ACNUR. 

B: ¿En qué países y proyectos has estado?

J: Empecé a trabajar en ACNUR gracias al programa de “Jóvenes Profesionales en Prácticas” (JPO) financiado por la Agencia Española Internacional para el Desarrollo (AECID), primero en Sudán y luego en Sudán del Sur. El programa JPO está dirigido a jóvenes profesionales con titulación universitaria superior que estén interesados en iniciar una carrera profesional dentro del sistema de las Naciones Unidas. 

Mis primeros dos años fueron en Darfur (Sudán), en un proyecto de ayuda y protección a los desplazados internos de esta región. Pase luego un año en Juba, la capital de Sudán del Sur, donde fui testigo de la creación de un nuevo país. Los proyectos de cooperación estaban orientados en ese momento al retorno de Sur Sudaneses y poco después de mi llegada, a una nueva emergencia ante la afluencia de refugiados de las regiones sudanesas de Nilo Azul y de Kordofán del Sur.

Una vez acabado mi programa de JPO, seguí trabajando para ACNUR, primero en la operación de Somalia y luego en Afganistán. Hace poco más de 4 meses me trasladé a la operación de Etiopía, el país africano que acoge a más refugiados a fecha de hoy, con más de 665.800 refugiados, de los cuales, más de 253.000 personas proceden de Sudán del Sur (194.000 refugiados llegaron en 2014), más de 245.000 provienen de Somalia, casi 126.000 de Eritrea (con una media en los últimos meses de 5.000 personas al mes) y más de 35.000 de Sudán.

B: Etiopía es uno de los países a los que se envían los fondos obtenidos con la campaña con Ikea a nivel internacional para llevar luz a los refugiados. Como portavoz de la misma, ¿qué opinas de ella?

J: Ikea es uno de los principales donantes privados que ACNUR tiene en el mundo. En estos tiempos donde el número de crisis humanitarias y el número de desplazados ha aumentado considerablemente, fundaciones privadas como IKEA hacen posible la dotación de servicios básicos para los refugiados. Este tipo de campaña no solo proporciona fondos para financiar proyectos de cooperación (en el caso de IKEA para mejorar el acceso a la luz, a la implementación de energías renovables y al fomento de la educación primaria en campos de refugiados), sino que ayudan también a la concienciación ciudadana respecto a la situación de los desplazados en el mundo. 

B: ¿Qué supone para ti trabajar en terreno?

 

Puedes leer la entrevista completa a José Antonio León, trabajador humanitario de ACNUR.

Hazte socio

Emergencia Siria, 4 millones de refugiados

          AYUDA A SIRIA


    4 Millones de refugiados

Suscríbete a nuestro newsletter

Todos los campos son obligatorios.