Noticias y eventos

15 Enero 2013

La escalada de violencia en Malí desencadena nuevos desplazamientos

ACNUR ha afirmado que los enfrentamientos de este fin de semana entre las tropas malienses, apoyadas por las francesas, y los grupos islamistas vinculados a Al-Qaeda en el norte y centro de Malí han desencadenado un nuevo desplazamiento de población, tanto dentro de Malí como hacia países vecinos.

En Níger, los equipos de ACNUR informaron de que 450 refugiados llegaron el viernes y el sábado al oeste del país, en concreto al campo de Mangaize (norte de Ouallam), a las ciudades de Banibangou y Tillabery y también a la zona de Tillia. “Los refugiados nos dicen que han huido de la intervención militar, de la imposición de la sharia (ley islámica) y de la falta de medios de subsistencia y servicios” dijo el portavoz de ACNUR, Adrian Edwards.

En Burkina Faso, 309 personas han llegado a los campos del norte y el noreste del país, entre ellos los de Damba y Mentao, así como el campo de Bobo Dioulasso.

En Mauritania, 471 refugiados malienses llegaron al centro de recepción de Fassala, cerca de la frontera con Malí. Desde allí, serán trasladados lejos de la frontera, al campo de Mbera, que actualmente acoge a unos 54.000 refugiados malienses desplazados en 2012.

El 90% de las nuevas llegadas son mujeres y niños de la zona de Lere, en Malí. “ACNUR ha actualizado su plan de contingencia en la eventualidad de que se produjera un aumento de llegadas a los países vecinos y nuevos desplazamientos dentro de Malí, y estamos preparados para responder para brindar asistencia” añadió Edwards.

Edwards añadió que al norte de Mopti, en Konna, se ha informado de que unas 5.000 personas (la mitad de la población de Koma)  han huido de la ciudad por el río Níger y están viviendo con la comunidad local.

Desde Mopti llega información que indica que la situación se ha calmado. Actualmente el acceso a nuevas áreas de desplazamiento en el norte sigue siendo imposible por la situación de seguridad. Algunos residentes de Mopti y la cercana ciudad de Sevare huyeron la semana pasada hacia Bamako vía Segou, que actualmente acoge a unas 30.000 personas desplazadas internas (IDPs por sus siglas en inglés).

En la capital, Bamako, donde actualmente viven unos 46.000 desplazados internos, muchos de ellos luchan a diario por sobrevivir. El personal de ACNUR habló recientemente con familias desplazadas que afrontan enormes dificultades para pagar los alquileres mensuales.

Muchas familias viven en pequeñas habitaciones destartaladas sin electricidad o acceso al agua corriente. Habitualmente carecen de espacio suficiente para acomodar a todos los miembros de la familia. Las necesidades económicas, de alimentos y cobijo son enormes y ACNUR está trabajando con sus socios para desarrollar actividades de generación de ingresos que ayuden a mejorar la situación.

“Mientras tanto, seguimos asistiendo a aquellos refugiados que están en campos en Burkina Faso, Níger y Mauritania, ofreciéndoles agua potable, saneamiento e infraestructuras de higiene, atención sanitaria y educación” afirmó el portavoz de ACNUR.

En Burkina Faso ACNUR ha reubicado a cerca de 5.000 refugiados malienses desde los campos de Ferrerio y Gandafabou, cercanos a la frontera, hasta Goudebou, un campo más seguro ubicado más al interior del país, cerca de la ciudad de Dori. Se espera poder reubicar a otros 13.500 refugiados en las próximas semanas desde la frontera. En Níger, el personal de ACNUR continúa con el registro de refugiados para mejorar la fiabilidad de los datos y la información sobre sus necesidades.

En cuanto a la financiación, ACNUR sólo ha recibido el 63% (77,4 millones de dólares) de los 123 millones que la agencia necesita para sus operaciones de asistencia a refugiados malienses y desplazados internos.

El número total de refugiados malienses en los países de la región es de 144.500 personas: 54.100 en Mauritania, 50.000 en Níger, 38.800 en Burkina Faso y 1.500 en Argelia. Otros grupos más pequeños están actualmente en Guinea y Togo.

Desplazados internos: Cerca de 200.000 personas han huido de sus hogares en el norte de Malí y han buscado refugio dentro del país en ciudades como Bamako, Ségou, Kayes, Koulikoro, Sikasso y Mopti.

Hazte socio

Emergencia Siria, 4 millones de refugiados

          AYUDA A SIRIA


    4 Millones de refugiados

Suscríbete a nuestro newsletter

Todos los campos son obligatorios.