Noticias y eventos

18 Diciembre 2013

Lampedusa: las condiciones de acogida siguen siendo inaceptables. ACNUR pide traslados rápidos y regulares

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) pide al gobierno italiano soluciones urgentes para mejorar las condiciones de acogida en el Centro de Emergencia y Primera Acogida en Lampedusa para todos aquellos que han llegado a territorio italiano en busca de protección, huyendo de la guerra y la persecución.

Es fundamental que se respete la naturaleza de la emergencia, primera acogida y tránsito de centro de Contrada Imbriacola. Este centro ha sido diseñado para proporcionar una primera acogida a los inmigrantes y solicitantes de asilo rescatados en el mar, a la espera de su rápida transferencia (en un plazo máximo de 48 horas) a los correspondientes centros situados en todo el territorio nacional, donde sus casos puedan ser estudiados. Sin un sistema adecuado de transferencia rápida de estas personas desde la isla, se producen constantemente situaciones de privación grave, especialmente teniendo en cuenta posibles nuevas llegadas por vía marítima.

"Desde hace años venimos pidiendo a las autoridades italianas que lleven a cabo transferencias rápidas desde Lampedusa", declaró hoy Laurens Jolles, Representante de ACNUR para Italia y el sur de Europa. "El hacinamiento que se registra constantemente es insostenible y da lugar a una situación en la que, a pesar de los esfuerzos de los trabajadores humanitarios, la asistencia ofrecida se encuentra muy por debajo de los estándares mínimos".
Incluso las obras de ampliación del centro, que ACNUR lleva pidiendo desde 2011 y que han comenzado recientemente, están bloqueadas actualmente debido al excesivo número de residentes que alberga. El centro tiene que volver con urgencia a su capacidad original de 850 plazas a fin de evitar que, incluso con la llegada de una sola embarcación, puedan crease situaciones extremadamente difíciles debido al hacinamiento: condiciones higiénicas críticas, a menudo con las personas obligadas a dormir al raso en los espacios adyacentes al centro de acogida.

ACNUR también ha expresado su especial preocupación por la situación de 26 ciudadanos sirios y eritreos, algunos de los cuales sobrevivieron al terrible naufragio que tuvo lugar en octubre, y que aún permanecen en el centro de acogida de Lampedusa más de dos meses después de haber sido puestos a disposición del Poder Judicial como testigos. "Es incomprensible que estas personas, algunas de las cuales han sobrevivido a una tragedia de enormes proporciones, aún estén atrapadas en Lampedusa sin que se les haya garantizado la tranquilidad necesaria para superar el trauma y tratar de reconstruir sus vidas con dignidad", concluyó Laurens Jolles.

Hazte socio

Emergencia Siria, 4 millones de refugiados

          AYUDA A SIRIA


    4 Millones de refugiados

Suscríbete a nuestro newsletter

Todos los campos son obligatorios.