Noticias y eventos

04 Agosto 2014

Los refugiados sirios en Irak reciben colchones y ropa de cama donados por la Fundación IKEA

Los refugiados en el campo Arbat, en el Kurdistán iraquí, recibirán 150.000 colchones y ropa de cama a lo largo del próximo año.

Halima Murad, de 52 años y su familia huyeron de Siria a Irak hace un año, donde viven en un campo cerca de la ciudad de Sulayamaniyah, al norte del país, con un clima extremo. En su tienda de campaña, esta familia ha soportado temperaturas bajo cero en invierno y de hasta 45 grados en verano. 

Por esta razón Halima estaba contenta cuando recibió un nuevo colchón y una colcha recientemente. “No tenemos colchas para el verano, sólo mantas de invierno que son demasiado pesadas”. 

Este colchón y la colcha forman parte de una donación de 2,5 millones de dólares en ropa de cama que ha realizado la Fundación IKEA a refugiados sirios en Irak, que anteriormente ya había donado otros productos a los refugiados en Jordania y Líbano. 

“Cuando los conflictos dan un vuelco total a las vidas de la gente, creemos que hay que apoyar a los niños y familias que han perdido todo donando los productos IKEA que les darán una sensación de seguridad y hogar,” dice Jonathan Spampinato, el responsable de la planificación estratégica y comunicación de la Fundación IKEA. 

Los refugiados en el campo Arbat, en el Kurdistán iraquí, recibirán 150.000 colchones y ropa de cama a lo largo del próximo año. ACNUR distribuirá además 80.000 colchones para los iraquíes que han tenido que huir de sus casas por los recientes combates entre los grupos armados y las fuerzas del gobierno. Ya se han distribuido unos 2.000 colchones a las familias desplazadas en Al Hamdaniya, en la gobernación de Nínive, al norte de Irak. 

En el campo de Arbat, Abdu Rahman Khalil, de 36 años, fue uno de los primeros de la cola que recibió los dos colchones de verano, las colchas y las fundas de almohada de IKEA.  

Él, su esposa Sita y sus seis hijos esperan dormir más cómodos ahora a pesar del calor abrasador del verano. “Necesitamos estos colchones y colchas” dijo él mientras guiaba a sus hijos para salir de la cola de distribución con un colchón enrollado en cada brazo. “Las mantas son finas y buenas para el verano y los colchones son de excelente calidad” añadió visiblemente satisfecho.

 

Hazte socio

Emergencia Siria, 4 millones de refugiados

          AYUDA A SIRIA


    4 Millones de refugiados

Suscríbete a nuestro newsletter

Todos los campos son obligatorios.