Noticias y eventos

03 Noviembre 2016

Más de 10 millones de apátridas en todo el mundo

La situación de apátrida supone no ser reconocido por ningún país como ciudadano y pone en riesgo el acceso a educación o sanidad de estas personas.

#IBelong: 2 años luchando por el derecho a la patria

El 4 de noviembre se cumplen 2 años de la campaña #IBelong a través de la cual ACNUR lucha por aquellas personas sin patria reconocida. A la falta de sentimiento de pertenencia se suma la sensación de invisibilidad: invisibles para poder estudiar, ir al médico u obtener un trabajo. Desde que en 2014 se lanzó la campaña, 10 nuevos estados han pasado a formar parte de las Convenciones de la ONU para prevenir y reducir la condición de apátridas que viven millones de personas en el mundo. En estos dos años, países como Tailandia han dado la nacionalidad a más de 20.000 apátridas, y el Gobierno de Kenia ha prometido otorgar la nacionalidad a los apátridas Makonde: 6.000 personas procedentes de Mozambique que viven en Kenia desde hace más de 50 años.

Apátridas Makonde: 80 años sin documentos de identidad

En los años 30, el grupo étnico Makonde viajó desde Mozambique y del sudeste de Tanzania hasta Kenia para trabajar en la agricultura de los campos de sisal y caña de azúcar. Desde entonces, han pasado 80 años sin que ni ellos, ni sus hijos, nietos o bisnietos pudieran tener un documento de identidad, votar, casarse u obtener un certificado de nacimiento. “Hemos venido aquí porque queremos nuestros documentos de identidad, sin ellos no podemos hacer nada en este país”, declaró el representante del grupo Makonde. Afortunadamente, la historia de estos más de 6.000 apátridas en Kenia tendrá un final feliz. La resolución de su situación, así como la de otros grupos de apátridas fue abordada días atrás. “Hoy es el último día que ustedes serán llamados visitantes”, ha afirmado el presidente keniano, Uhuru Kenyatta.

Niños apátridas, el riesgo de miles de niños sirios

El Alto Comisionado de ACNUR, Filippo Grandi, ha destacado el riesgo en el que se encuentran miles de niños y niñas sirios, dado que la legislación de este país prohíbe a las mujeres transferir la nacionalidad a sus hijos.

Teniendo en cuenta que una cuarta parte de las familias de refugiados sirios no cuenta con la figura paterna, 709.000 niños nacidos en el exilio durante la guerra podrían acabar en situación de apatridia.

ACNUR seguirá trabajando para que las legislaciones nacionales en materia de nacionalidad acaben con la discriminación de los apátridas, incluida la discriminación de género según la nacionalidad, como principal línea de trabajo de la campaña #IBelong en los próximos meses.

Hazte socio

Emergencia Siria, 4 millones de refugiados

          AYUDA A SIRIA


    4 Millones de refugiados

Suscríbete a nuestro newsletter

Todos los campos son obligatorios.