Noticias y eventos

26 Octubre 2016

Toma de Mosul, Irak: ACNUR abre el campo de Zelikan en el Kurdistán iraquí

ACNUR se prepara para recibir a los desplazados de Mosul en el intento de retomar la ciudad por las fuerzas iraquíes. Recientemente, se ha abierto el campo de Zelikan en el Kurdistán iraquí, con capacidad para 6.000 desplazados.

“No pensé que sobreviviría”

Majid tiene 69 años y 20 familiares a los que proteger. Él y su familia dicen haber vivido dos años en el infierno después de que su pueblo, en el norte de Irak, fuese tomado por grupos extremistas. Todos ellos habían perdido la esperanza cuando las fuerzas pershmerga del Kurdistán liberaron su pueblo y les escoltaron hasta el recién construido campo de Zelikan, al norte de Mosul en la región del Kurdistán iraquí.

Él es solo uno de los muchos desplazados en Irak desde que las fuerzas iraquíes comenzaron la ofensiva para tomar la ciudad de Mosul desde mediados de octubre de 2016. 248 personas de pueblos cercanos a Mosul ya han llegado al campo de Zelikan, construido por ACNUR en los últimos días en la zona del Kurdistán iraquí.

 

ACNUR prepara 11 campos adicionales, pero sólo el 48% de la financiación está cubierta

La Agencia de la ONU para los Refugiados ha aumentado los preparativos para recibir a los desplazados por la toma de Mosul, una ciudad con 2 millones y medio de habitantes hasta que fue tomada por el Estado Islámico en junio de 2014. Desde entonces, 939 iraquíes han llegado a los campos y 200 hasta la frontera. Estos describen el difícil viaje para llegar hasta Siria a través del desierto: un camino de más de 15 días a pie para alcanzar un lugar seguro.

Muchos de ellos han tenido que sobrevivir a las brutalidades de los grupos extremistas sin tener siquiera acceso a los cuidados médicos más básicos. Gran parte de los niños que llegan hasta los campos llevan más de dos años sin ir a la escuela. Algunos llegan solos, huérfanos o con padres en paradero desconocido. ACNUR y otras organizaciones colaboradoras les proveen de terapia, atención médica y acceso a educación.

Mientras, en su país vecino Siria, el campo de Al Hol en Al Hassakeh, en la frontera con Irak, está preparado para recibir a 15.000 personas más y dar refugio eventual a 50.000 personas.

Siria ha demostrado una vez más su política de puertas abiertas, incluso cuando ellos tienen una difícil situación”, asegura Sajjad Malik, representante de ACNUR en Siria.

En previsión de los desplazamientos masivos, que según la ONU podrían llegar a 1 millón, ACNUR está preparando 11 campos adicionales en la región del norte de Irak y el Kurdistán iraquí. A finales de 2016, los campos tendrán capacidad para 120.000 personas, además de 30.000 tiendas adicionales y 50.000 kits de emergencia para familias en movimiento.

En el campo de desplazados de Zelikan, con capacidad para 6.000 personas, los recién llegados se sienten a salvo. “Antes de dejar nuestro pueblo… las balas llovían alrededor nuestro. Es la primera vez que tenemos paz en dos años”, asegura una mujer de 60 años que tuvo que huir de su casa cerca de Mosul.

Con plena financiación y preparación, ACNUR será capaz de dar refugio a 600.000 personas, aunque de momento sólo ha recibido el 48% de los fondos necesarios para atender la emergencia de Mosul. Por ello, ACNUR ha pedido ayuda para poder proteger a las familias más vulnerables y hacer posible su supervivencia.

Envía ayuda a las víctimas de la violencia en Irak.

Hazte socio

Emergencia Siria, 4 millones de refugiados

          AYUDA A SIRIA


    4 Millones de refugiados

Suscríbete a nuestro newsletter

Todos los campos son obligatorios.