Noticias y eventos

15 Septiembre 2013

Un bebé llamado Felicidad, uno de los 50.000 refugiados de Burundi repatriados

Ya son 50.000 los refugiados burundeses repatriados de tres asentamientos especiales en el oeste de Tanzania. El hito fue alcanzado el pasado septiembre, cuando 496 repatriados cruzaron la frontera hacia Burundi, de donde muchos de ellos huyeron en 1972 para escapar de la violencia étnica.

ACNUR y sus socios locales organizaron una pequeña ceremonia en el asentamiento Katumba en honor a la número 50.000 de estos repatriados: una niña de 11 meses de edad llamada Felicidad “Happiness”. A sus padres, ambos agricultores nacidos y criados en el campo de refugiados, se les dio una nueva bicicleta para llevar con ellos a Burundi.

Su padre, Fanuel Justin Kigomyi, se mostró encantado con el regalo inesperado. "Yo cuidaré de la bicicleta hasta que mi hija pueda utilizarla para ir a la escuela. Si nuestra situación económica en Burundi se volviese complicada, venderé la bicicleta para pagar sus gastos escolares", dijo, mientras los tambores tradicionales de Burundi golpeaban de fondo.

Bajo un programa sin precedentes presentado por ACNUR y el gobierno de Tanzania unos 55.000 refugiados de Katumba, Mishamo y Ulyankulu decidieron regresar a Burundi.

"El retorno voluntario asistido, organizado por ACNUR, en cooperación con los gobiernos de Tanzania y Burundi, es parte de una ambiciosa pero realista estrategia para poner fin a una de las situaciones de refugiados más prolongadas del mundo ", dijo Yacoub El Hillo, Representante ACNUR en Tanzania.

Hazte socio

Emergencia Siria, 4 millones de refugiados

          AYUDA A SIRIA


    4 Millones de refugiados

Suscríbete a nuestro newsletter

Todos los campos son obligatorios.