Testamento solidario

Haz tu testamento solidario. Deja lo mejor de ti.

 

La generosidad, el compromiso, el inconformismo o la empatía son valores que nos mueven a actuar, capaces de inspirar a nuestro entorno y también de salvar miles de vidas. Estos valores que guían tu vida son lo mejor que tienes y lo mejor que puedes dejar. 


¿QUÉ ES UN TESTAMENTO SOLIDARIO?

Es incluir en tu testamento a una o varias ONG, ya sea dejando una parte de tu patrimonio (herencia), o un bien concreto (legado), sea del valor que sea y sin perjudicar en ningún caso a tus herederos legítimos.


¿POR QUÉ HACER TESTAMENTO SOLIDARIO? 

Porque es un acto de responsabilidad y libertad, que puedes hacer a cualquier edad de forma sencilla. Es también un ejemplo de coherencia ética cuando incluyes en él, además de a los tuyos, a quienes más lo necesitan y deseas seguir ayudando en el futuro. 

Además, en caso de no tener herederos legítimos ni haber hecho testamento, los bienes pasarían a disposición del Estado.

 

¿POR QUÉ INCLUIR A ACNUR EN TU TESTAMENTO? 

Cada minuto 24 personas en todo el mundo se ven obligadas a huir de su hogar, son ya 65,3 millones de refugiados y desplazados que lo han perdido todo. Vivimos en una situación sin precedentes de desplazamiento humano y de conflictos abiertos de difícil resolución. Incluyendo a ACNUR en tu testamento te aseguras de que vas a seguir protegiéndoles.

Además, los ingresos por herencias y legados realizados a ACNUR no están sujetos al Impuesto de Sucesiones y por tanto tu aportación llega íntegra a los refugiados.

 

DESCARGA LA GUÍA INFORMATIVA

"Mi legado más importante será mi generosidad"

 

"Es increíble la sensación de paz" 

Testimonio Ana Belén

"Decidí incluir a ACNUR en mi testamento al final de una etapa de mi vida personal, momento de recomponer y de tomar nuevas decisiones, de mirar hacia adelante y de ayudar a quien verdaderamente lo necesita y lo merece."

"Es increíble la sensación de paz y satisfacción interior cuando te acuestas cada día sabiendo que estás ayudando, que estás mejorando la vida de muchas personas y que seguirá siendo así cuando ya no estés aquí."

Ana Belén, Valladolid, 40 años 

 

Más testimonios 

  • Silvana, Madrid, 47 años.

    "El trabajo que realiza ACNUR tiene un papel imprescindible en la vida de los refugiados, en la acogida y apoyo que les proporcionan en esos momentos tan críticos de su viaje a la incertidumbre. Por ese motivo, me he hecho socia de ACNUR y les he incluido en mi testamento. El día que me vaya de este mundo, me iré más feliz sabiendo que he podido ayudar a estas personas, ya sea para que los niños refugiados vayan a la escuela, o para que sus familias puedan comer y tener abrigo y asistencia en el viaje más difícil e indeseado de sus vidas. No hace falta ser rico para hacerlo. La fortuna ya la tenemos los que no tenemos que huir."

  • Dora, Vitoria-Gasteiz, 86 años.

    "Yo nací con la guerra civil, fueron tiempos de miedo y dificultades. Mi padre murió y unos parientes nos ayudaron mucho hasta que yo, gracias a mi esfuerzo, pude obtener un buen trabajo y seguir ayudando a mi familia. Hace mucho tiempo que la causa de los refugiados por la guerra, que lo pierden todo, me motiva y colaboro todos los meses con ACNUR. Gracias a una carta informativa que me llegó, pensé por primera vez en esta posibilidad y que no hacía falta tener mucho para aportar en la medida de mis posibilidades. Como tengo unos cuadros de cierto valor, los he legado, porque quiero que sirvan para seguir ayudando a los refugiados, de cuyo sufrimiento siempre me he sentido cercana."

  • Belén, Vigo, 41 años.

    "Colaboro con ACNUR desde hace años porque es la única agencia que conozco que trata específicamente el drama de los refugiados, que me parece particularmente grave. Decidí incluir a ACNUR en mi testamento al plantearme qué pasaría si yo falleciera y mis padres o mi marido tuvieran que hacerse cargo de decidir qué hacer con mis ahorros, ya que ellos afortunadamente viven cómodamente. Quise tener las cosas decididas de antemano y  dedicar ese dinero a una causa como la de ACNUR donde tendrá un verdadero impacto. 
     
    Hacer un legado solidario es una alternativa que cobra mucho sentido si no tienes descendientes directos. Es una forma de que el esfuerzo que has hecho por acumular un capital, revierta en otras personas que lo necesitan. Una vez decidido cómo quieres hacer el reparto, redactar el testamento no tiene más dificultad y creo que es algo conveniente en todos los casos. "

  • María Ángeles, Madrid, 46 años.

    Mª Ángeles, legataria de ACNUR“Mi madre siempre colaboró con organizaciones humanitarias y me inculcó la solidaridad como valor. Al fallecer ella, y como no tenía otros herederos directos, decidí hacer testamento y ayudar a los más desfavorecidos también de este modo. No es necesario ser rico para ayudar, y a veces con muy poco se hace mucho. ACNUR realiza una labor muy importante y confío plenamente en que invertirán bien mi donación para ofrecer una vida digna a los refugiados. 

    Hacer un legado solidario no es complicado ni caro, puede modificarse tantas veces como se desee, y es el modo de asegurar que tu voluntad se cumplirá. Los familiares y amigos han de respetar esa decisión y tomarla como ejemplo, como yo espero que mi testimonio anime a muchas personas a ofrecer esperanza a los refugiados del futuro.”

Haz tu legado solidario

Deseo recibir información sin compromiso sobre testamento solidario

* Campos obligatorios

Infórmate

Contacta con:

 

Equipo de Testamentos Solidarios

Belén Roldán

91 454 39 41
testamentos@eacnur.org

Somos transparentes

Conoce al detalle el trabajo del Comité español de ACNUR:

 

Cuentas Anuales 2015

Informe Anual 2015

Premios

  • Premio Nobel de la Paz (1954)
  • Premio Nobel de la Paz (1981)
  • Premio Príncipe de Asturias (1991)

Colaboraciones

 

Del Romero Abogados

Testamenta

 

Legado Solidario