Tiempo estimado de lectura: 3 minutos.

ACNUR/UNHCR

Desde 1896, cuando se celebraron las primeras olimpiadas de la era moderna, esta cita ha sido un punto de encuentro no solo para deportistas de alto nivel, sino también un escenario propicio para el fomento de valores como la integración, la tolerancia, el respeto por la diferencia y la convivencia.

Cada cuatro años, los países eligen a sus mejores deportistas y los envían a competir bajo los colores de las banderas nacionales. Los cinco continentes están representados por equipos de alto rendimiento que buscan obtener la mayor cantidad posible de medallas.

Este año, sin embargo, por primera vez en la historia de los juegos, el Comité Olímpico Internacional (COI) ha confirmado la participación de un grupo de refugiados que competirá bajo la bandera olímpica.





Descarga la guía 'Anatomía de un campo de refugiados'




¿Quiénes integran el equipo olímpico de refugiados?

Se trata, en concreto, de 10 competidores que en los últimos años se han visto forzados a abandonar sus ciudades de residencia y han tenido que ir en busca de zonas más seguras: dos nadadores sirios, dos judocas de la República Democrática del Congo, un maratoniano etíope y cinco corredores sursudaneses. Repasemos los perfiles y las historias de algunos de ellos:

  1. James Nyang Chiengjiek:

País de origen: Sudán del Sur

Deporte: atletismo (800 metros)

Hace 15 años fue uno de los cientos de refugiados que salieron de su país huyendo de la violencia política. Se refugió en Kenia, donde realizó sus estudios y conoció a un grupo de jóvenes que se entrenaban para pruebas de alto rendimiento. Desde entonces, su sueño fue asistir a una cita olímpica como la de Río 2016.

  1. Anjelina Nadai:

País de origen: Sudán del Sur

Deporte: atletismo (1500 metros)

A los 6 años fue separada de sus padres en Sudán del Sur. Huyó a Kenia, donde recibió atención en un campo de refugiados y avanzó en sus estudios. Siempre le ha gustado el atletismo, pero solo supo que tenía posibilidades cuando un grupo de entrenadores la vio correr en una prueba selectiva. Ahora ha llegado el momento de su debut olímpico.

  1. Rami Anis:

País de origen: Siria

Deporte: natación (100 metros mariposa)

Partió de Siria ante la inminencia de la guerra. Fue a Estambul a vivir con su hermano mayor, donde se entrenó sin parar. Pero al carecer de la nacionalidad turca, no tuvo posibilidades de competir en ninguna prueba oficial de natación. Se subió en un bote que le llevó a la isla de Samos, en Grecia, y de ahí se adentró en Europa hasta llegar a la ciudad belga de Gante. Ahora entrena nueve veces a la semana con la exnadadora olímpica Carine Verbauwen.

  1. Yolande Mabika:

País de origen: República Democrática del Congo

Deporte: judo (peso medio)

Es una de las integrantes de mayor experiencia del equipo. Huyó de su casa cuando era apenas una niña y se estableció en Kinshasa, la capital, donde empezó a entrenar y se hizo un nombre en varios torneos. Compitió, por ejemplo, en el Campeonato Mundial de Judo de Río de Janeiro, en 2013, donde aprovechó para desertar y denunciar los abusos de su entrenador personal. Desde entonces vive en Brasil y este año ha ganado una de las plazas otorgadas por el COI para el equipo de refugiados.

  1. Yonas Kinde:

País de origen: Etiopía

Deporte: maratón

Huyó de Etiopía y hace 5 años se estableció en Luxemburgo. Además de su rutina de entrenamiento diario, estudia francés y se gana la vida como taxista. El año pasado, en Alemania, tuvo un buen registro en una prueba de su especialidad. Desde entonces se prepara para afrontar los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.





Descarga guía Anatomía de un campo de refugiados