iStockphoto

Dirigida por el estadounidense Antoine Fuqua, Lágrimas del sol es una película que se desarrolla en medio de una cruenta guerra civil en Nigeria.

La cinta fue rodada en 2003, con lo cual no se refiere precisamente al conflicto actual, que ya ha dejado cientos de víctimas mortales y al menos 192.000 refugiados, los cuales han huido a países de la zona como Camerún (que ha acogido a 74.000), Chad (unos 18.000) y Níger (aproximadamente 100.000).

Este conflicto es relativamente reciente. Desde 2014, más de 2 millones de personas han sido desplazadas en el noroeste de Nigeria debido a la violencia relacionada con el grupo Boko Haram y otras 190.000 se han convertido en refugiados en países vecinos como Camerún, Chad y Níger.

New Call-to-action

Película ‘Lágrimas del sol’: ¿de qué trata?

El filme narra la historia del teniente A. K. Waters, miembro de las fuerzas especiales del ejército de los Estados Unidos, a quien encargan la misión de internarse en la zona norte del país en busca de la doctora Lena Kendricks, que lleva una temporada allí realizando labores humanitarias.

La razón es sencilla: el Gobierno ha sido derrocado y ha estallado una guerra civil que amenaza con extenderse rápidamente. De hecho, la zona en la que se encuentra la doctora Kendricks está a punto de caer en manos de grupos rebeldes.

Waters atraviesa la selva nigeriana y en un plazo relativamente breve encuentra a Lena, quien acepta la invitación de dejar el lugar solo si el teniente, a su vez, le permite ayudar a los civiles que residen en la zona y cuyas vidas corren peligro. El teniente Waters acepta la petición y pone en marcha la operación de salida.

Pero una vez que han subido a un helicóptero, Lena se da cuenta de los verdaderos planes de Waters: irse de allí sin los lugareños. Sin embargo, estando en el aire, el teniente recapacita y cambia de opinión: las tropas rebeldes avanzan rápidamente y es posible que los civiles caigan en su poder en muy poco tiempo. Entonces decide volver a tierra.

El rescate avanza bien hasta que el comando encargado de reforzar las operaciones no puede enviar más helicópteros, con lo cual Waters y los civiles deben huir hacia el este, en la frontera con Camerún, para salvar sus vidas.

‘Lágrimas del sol’. ¿Ficción o realidad?

Como hemos dicho antes, las fechas de la película no coinciden con el conflicto que se vive en Nigeria desde el año 2014, sino que es una recreación de otros que tuvieron lugar en el país décadas antes o en países de la zona oeste de África.

No es una película histórica. Sin embargo, lo importante es la intención de Fuqua de dar visibilidad al drama que viven cientos de miles de personas en Nigeria y en esa parte del continente africano, quienes se ven obligados a abandonar sus hogares para huir hacia zonas más seguras dejando toda una vida atrás.

Uno de los momentos más críticos del conflicto en el que se encuentra inmersa Nigeria actualmente se presentó en febrero de 2015, cuando cerca de 25.000 personas huyeron del país y cruzaron la frontera con Camerún, donde muchos de ellos han sido atendidos en los campos de refugiados. ACNUR calcula que en la zona hay 2 millones de desplazados internos más. 

La agencia de la ONU para los refugiados continúa con su labor de recaudar fondos y ayuda para seguir atendiendo a las personas en esta situación de emergencia.

New Call-to-action